Gratificación para hoy, más ganas para mañana

Gratificación para hoy, más ganas para mañana

28 noviembre, 2019 0 Por marcosedo

A todos nos gusta vernos gratificados, ya sea por el trabajo realizado o por alguna acción bien ejecutada. Lo malo de las gratificaciones es que enseguida nos acostumbramos, así que es bueno saber controlarlas para sacar el máximo provecho de ellas y que no acaben perdiendo su funcionalidad. Una frase que me viene a la mente y que a continuación explico la relación que existe con la gratificación instantánea es:

«Pan para hoy y hambre para mañana»

Considero que las gratificaciones instantáneas, si no se gestionan de una forma correcta y siendo consciente del objetivo que se persigue con ellas, lo único que consiguen es que la gente se acostumbre y que cada vez quiera más, con más frecuencia y sin tiempo de espera. Me parece como la frase citada, que renombro en el título, una gratificación para hoy, son más ganas para conseguir otra a la mañana siguiente. Si toda acción tiene un efecto inmediato, da igual en el ámbito que sea, no damos tiempo a que la gente se de cuenta del porqué sucede esto, simplemente sabemos que una cosa da como resultado la otra y con esto nos sobra, no nos detenemos a reflexionar, ya que al producirse la consecuencia de forma inmediata, ya ponemos la atención en el logro y no en lo que nos ha costado o como hemos hecho para llegar hasta ahí.

El hecho de gratificar al momento hace que al final, la repetición de este acto pierda el valor que pueda tener. Hay que saber esperar, tener paciencia, saber que todo llegará y que no todo puede ser en el momento. La gratificación instantánea no ayuda a que la gente progrese en el mundo de la paciencia, ya que si consiguen algo, aquí y ahora, a la próxima vez querrán que pase lo mismo, pero cada vez lo querrán más rápido o más grande, por que en algo tienen que mejorar. La gente no se contenta con lo mismo, en la mayoría de los casos siempre quieren más, por eso hemos de aprender a gestionar estas gratificaciones, ya que sino son pan para hoy y hambre para mañana. Las gratificaciones nos dan la oportunidad de poder ofrecer una pequeña reflexión a la gente antes de obtener la ganancia y saber controlar este tiempo, nos ayudará a progresar en el futuro y que la gente tenga pan todos los días y no pase hambre.

Foto: mmmmqc