«Hay jóvenes viejos y viejos jóvenes. Cuestión de actitud»

«Hay jóvenes viejos y viejos jóvenes. Cuestión de actitud»

20 agosto, 2013 0 Por marcosedo

Actitud, eso es lo primero

No tenia muy claro cual iba a ser el tema de este post, por eso a veces has de dejarte guiar por la intuición, os comento. Ayer estuve escuchando una entrevista a José Luis Sampedro en 2011, y me llamo la atención una frase con la que el entrevistador le definía «es considerado como la mente más joven del país», el hombre contaba con 94 años y todo venia a relación del 15-M, en un momento pensé en hablar sobre lo que nos puede aportar esta persona, pero no. Lo curioso es que al final para escribir este post me decante por ver cual era el primer retweet que hice (el 14 de marzo de 2011) y que da título al post. Me ha llamado la atención que las dos ideas se unieran de forma ¿casual?. Así que parafraseando a @GNB_89, que fue la persona que twitteo la frase y la definición sobre José Luis Sampedro aquí os dejo mis reflexiones. La actitud como estado de ánimo y en mi caso positiva, ha hecho que sin tener una idea clara para esta entrada ella haya surgido sola.

Joven vs Viejo

joven-viejo-actitudLa frase es un poco ambigua ya que puede ser vista desde diferentes puntos de vista. Un joven-viejo puede ser positivo, ya que tiene en cuenta la experiencia de la madurez, pero desde la vitalidad de la juventud y de igual manera un viejo-joven tiene la experiencia de base y además cuenta con la vitalidad como valor añadido; aunque creo que no es a esto lo que se refería, sin embargo me gusta ver las cosas de una forma positiva.

El otro punto de vista es que depende de la actitud que adoptes te sentirás de una manera u otra, el joven-viejo parece tener una valoración negativa, ya que al hacerte mayor  pierdes las ganas de hacer cosas, aunque todavía tienes toda una vida por delante, en cambio el viejo-joven sigue manteniendo las ganas de moverse a pesar de que le queda menos tiempo.

Cuestión de actitud

Hay un dicho que lo define muy bien «hace más el que quiere que el que puede». No importan tanto tus aptitudes en la vida como la actitud que adoptes frente a las diferentes situaciones. Este es el kit de la cuestión, tienes que confiar en ti mismo y lanzarte sin miedo a realizar aquello que buscas, no pierdas el tiempo pensando en si eres capaz o no, deja esos interrogantes que por si solos se responderán. Puede ser que alcances tus objetivos de forma más complicada, que no utilices las mejores herramientas, que tardes más tiempo de lo que pensabas, aun así no te rindas.

Sampedro, todo un ejemplo a seguir

A sus 94 años fue una de las personas más activas en el 15-M, dando su opinión, acudiendo a las reuniones que se hacían a pie de calle. Un hombre con una vitalidad de la que muchos jóvenes disponen pero no la aprovechan. Todos deberíamos tener un poco de él, ya que a pesar de la edad no hay que darse por vencido, ni caer en el estereotipo de que la gente mayor ya lo tiene todo hecho en la vida, hasta el último día puedes estar haciendo cosas.

Murió a los 96 años, pero sus ganas de seguir alimentando a los demás mediante su experiencia y discursos, hace (por lo menos en mi caso) que no dejemos de hacer y hacer, además somos muy jóvenes para estar cansados. Si un hombre de 96 años lo sigue intentando, lo mínimo que puedes hacer es lo mismo, incluso diría que eso es poco, has de hacer, re-hacer, intentar, re-intentar, movimiento constante es lo importante.