La cuestión es: ¿Preguntas lo suficiente? Cuestionar vs preguntar

La cuestión es: ¿Preguntas lo suficiente? Cuestionar vs preguntar

26 noviembre, 2020 0 Por marcosedo

A lo largo de nuestra existencia nos surgen miles de dudas sobre lo que sucede a nuestro alrededor, es por ello que el signo de interrogación aparece en nuestra mente cuando queremos saber sobre algo. Es bueno lanzarse preguntas a uno mismo, ya que esto significa que estas atento a lo que pasa en tu entorno, es una forma de ser consciente del momento presente. Lo mejor es que aparecen dudas que necesitan ser resueltas, es decir, nuestra mente busca respuestas para poder entender mejor la situación que estamos viviendo.

Lo que pasa es que hemos de diferenciar entre cuestionar y preguntar, ya que no es lo mismo, aunque muchas veces se emplean como sinónimos. Aquí dejo un párrafo que marca muy bien el significado de cada una de estas palabras y poder entender mejor cuando es más correcta la utilización de cada una de ellas:

Cuestionar significa ‘controvertir un punto dudoso, proponiendo las razones, pruebas y fundamentos de una y otra parte’ o ‘poner en duda lo afirmado por alguien’. Mientras que preguntar se refiere a ‘hacer preguntas a alguien para que diga y responda lo que sabe sobre un asunto’.

http://www.academia.org.mx/

Por un lado hemos de saber cual es nuestro grado de información sobre un tema concreto, sólo a partir de ahí sabremos si es mejor lanzar una cuestión o una pregunta. En el primer caso dudamos, porque necesitamos una confirmación, ya que tenemos información previa que contrastamos con las que nos llega, es entonces que se produce una pequeña confrontación que debe ser resuelta. Mientras que en el segundo caso, vamos vacíos de información, preguntamos porque somos ignorantes, es decir, no sabemos nada al respecto y por lo tanto nos interesa recoger información para comprender y entender mejor.

Así que la próxima vez que nos aparezca un interrogación en nuestra mente, hemos de ser muy conscientes sobre si vamos a cuestionar o a preguntar, ya que no será lo mismo lanzar una pregunta que una cuestión. A veces son pequeños detalles que no tenemos en cuenta, pero que marcan una gran diferencia a la hora de comunicarnos con los demás y que la interacción sea la más fructífera posible.

¿Preguntas o cuestionas? ¿Qué haces más?

No es lo mismo cuestionar que preguntar. Presta atención a que es lo que haces.

Foto: Pimkie