La despedida. Situaciones corrientes

La despedida. Situaciones corrientes

13 agosto, 2020 0 Por marcosedo

En el anterior post hablábamos sobre el saludo, hoy es momento de la despedida, otra situación que vivimos de forma cotidiana, pero que no todos afrontamos de la misma forma. Depende de la relación que tengamos con la persona, con la situación que acabamos de vivir, con el entorno que nos rodea, con las prisas que tengamos… Aquí vuelven a aparecer miles de aspectos a tener en cuenta a la hora de que una despedida sea de una forma u otra.

Adiós

De la misma forma que cuando vemos a alguien o llegamos a un sitio, considero que es correcto saludar, lo mismo ocurre a la hora de irse, despedirse debería ser algo normal, pero no todos actuamos de la misma forma ante esta situación. Seguro que conocemos a alguien o incluso nosotros mismos hemos sido lo que se conoce como «bomba de humo», desapareces como si nada, sin dar explicaciones a nadie y es la gente la que se da cuenta de tu ausencia. Muchos pensarán que «no le hubiera costado nada decir adiós», otros que «siempre hace lo mismo», también que «total si mañana vamos a vernos» o «a lo mejor tenía prisa». Al final cada persona tendrá un pensamiento y hemos de respetarlo.

Muchas veces las despedidas son complicadas, ya que no es lo mismo irse de una fiesta, que realizar un viaje de una semana o irse a vivir a otro lugar, cada despedida ha de tenerse en cuenta y por la tanto la acción será completamente diferente. Aún así habrá gente que sea más efusiva y otra más introvertida, para algunos parecerá que se acaba el mundo y para otros que no importa tanto ya que nos vamos a volver a ver. El problema otra vez viene en lo que tu esperas del otro, es aquí donde hemos de pensar en lo que nosotros queremos hacer, no hace falta pensar en más, si queremos dar un beso y un abrazo pues lo damos y en el caso de que no lo acepte, también hemos de ser capaces de respetarlo y aceptarlo.

Todas las interacciones en las que intervienen dos personas, son posibilidades de que se genere un pequeño conflicto entre ellas, ya que ambas no piensan en lo mismos términos. Cada uno actuará de la mejor forma posible, mostrando su mejor cara o haciendo lo que considera y el otro ha de hacer lo mismo, dejando de lado la actuación del otro y centrándose en la suya, es así cuando los conflictos y malentendidos no aparecen.

¿Eres de los que te despides? ¿Como es tu adiós dependiendo de la situación?

Foto: Riccardo Maria Mantero