La reflexión de la muerte

La reflexión de la muerte

14 febrero, 2017 0 Por marcosedo

Si existe un tema que nos hace recapacitar y reflexionar sobre la vida, este es la muerte. Durante nuestra existencia nos encontramos con ella a lo largo del camino y siempre que hace acto de presencia, cantidad de pensamientos llenan tu cabeza, te cuestionas muchas cosas y te replanteas otras. Durante esos momentos tu mente parece no ser la tuya, ya que razonas de otra forma, es como si nos dieran un pequeño aviso, de que no estamos aquí para siempre. Y este hecho hace que tengamos reflexiones más profundas que no tenemos a diario.

Este viernes pasado falleció mi abuela, la última que me quedaba, así que en principio, puede pasar bastante tiempo para volver a encontrarse con la Parca. 88 años de vida dan para mucho y es en esos momentos, cuando me doy más cuenta de varios aspectos a tener presentes en nuestro día a día.

El primero es que hay que vivir la vida e intentar disfrutar de ella con todos los que tenemos a nuestro alrededor, siempre que puedas hemos de intentar quedar con esa persona que hace tiempo que no ves, ya que si decides posponerlo puede ser que acabes arrepintiendote. Esto suele pasar con nuestros familiares, ya que llega un momento de nuestra vida donde damos importancia a cierta gente y no salimos de ese círculo. De esta forma pasa mucho tiempo sin ver a otros, ya que el tiempo lo empleas siempre en la mismas personas y creo que se puede dividir para poder disfrutar de momentos con todos.

El segundo, a pesar de que no sabemos cuando vamos a encontrarnos con la muerte, es que podemos hacer planes a largo plazo. Cada vez somos personas más longevas, por lo que tenemos más tiempo para realizar más proyectos. La vida hay que saber aprovecharla y aunque hemos de ir paso a paso, sabemos que el camino es largo para la consecución de nuestras metas, es por ello que no padezcamos por el tiempo, ya que haberlo haylo.

Muchas veces nos obsesionamos con el ahora y con el hecho de querer las cosas en el momento. Como he citado en anteriores ocasiones, en el equilibrio esta la respuesta y la solución a muchos de las situaciones que vivimos. Hemos de ser capaces de disfrutar el momento, pero siendo conscientes de que tenemos margen de maniobra, lo importante es la constancia y mientras recorremos el camino, no olvidar disfrutar de él. Es posible que la meta que nos propongamos quede lejos, pero una vez la alcanzas y echas la vista atrás, es cuando nos damos cuenta del tiempo que nos ha costado conseguirlo. La cuestión es tener claro que es aquello que quieres en la vida, luchar y lanzarte a por ello y no preocuparse por lo que pasará mañana, pero siempre pensando que lo abra.

¿Que cuestiones te viene a la mente? ¿Reflexionas ante un fallecimiento?

Foto: lituss2003