La verdadera sinceridad es cuando dices la verdad.

La verdadera sinceridad es cuando dices la verdad.

3 abril, 2014 0 Por marcosedo

El título esta puesto para llamar la atención, ya que la frase no es del todo cierta. Tras el último post que publique donde hablaba de la sinceridad, me quede con ganas de comentar un concepto que va muy asociado, la verdad. Así que vamos a ver si existe la verdadera sinceridad. Puede parecer un tema un poco filosófico, sin embargo creo que no te dejara indiferente.

Explicación del título

verdadera_sinceridad

Para empezar, quiero dejar claro que para ser sinceros no es necesario decir la verdad, por lo tanto decir la verdad no te convierte en una persona sincera. Mucha gente lo confunde y es normal, cuesta un poco de asimilar pero si te paras a pensar te darás cuenta que es así. Lancemos una pregunta al aire, si una persona te dice: ¿que prefieres que sea sincero o te diga la verdad?

Cuando sinceridad y verdad no van unidas

Como dije en mi anterior post, la sinceridad es cuando no finges, es decir, dices lo que piensas, es una actitud. Mientras que la verdad es un hecho, aunque esta puede ser relativa, lo que para unos es verdad para otros puede no serlo (no vamos a entrar en diferenciar entre la absoluta y relativa, ya que podría ser tema para otra entrada). De este modo tu puedes ser sincero, ya que estas dando tu opinión de corazón, sin embargo la otra persona puede pensar que estas diciendo una mentira, o viceversa; incluso que tu mientas sin saberlo. Es una cuestión muy complicada ya que entran en juego factores subjetivos y de confianza entre los interlocutores.

La verdadera sinceridad y la batalla

Muchas veces sin darnos cuenta tenemos que elegir entre ser sinceros o decir la verdad, lo que pasa es que estamos tan habituados a relacionar ambos conceptos que a la hora de enfrentarnos a ellos no sabemos diferenciarlos. Para mi ser sincero es cuando actúas respecto a tus pensamientos, de este modo seguramente te encuentres en alguna situación donde has de decir la verdad, sin embargo tu corazón te pide no decir nada o incluso mentir, es por ejemplo un caso donde verdad y sinceridad entran en disputa. Del mismo modo, puedes lanzarte a decir la verdad por conveniencia, aunque en tu interior sabes que no estas siendo sincero contigo mismo, ya que sabes que es mejor callarse. De ti depende como actuar en cada momento y sobretodo declinarte por la verdad o la sinceridad.

El tema de la verdadera sinceridad es muy complejo, ya que los conocimientos previos de cada uno respecto a lo que es la verdad, o una verdad específica, sumado a la dificultad del término sinceridad, hace que la frase citada al principio sea digna de tema de discusión; donde cada persona tendrá su propia opinión, pero ¿es la verdad? ¿estamos siendo sinceros?

Si os apetece tener una charla entretenida, este es un tema que da para ello.