Las palabras no se las lleva el viento

Estoy totalmente en desacuerdo con el siguiente refrán que todos conocemos y que más de una vez hemos escuchado y utilizado.

Las palabras se las lleva el viento

En desacuerdo

Utilizamos al viento como culpable, cuando en verdad nosotros somos los únicos que tenemos la posibilidad de dejar escapar las palabras o retenerlas. Lo que pasa es que es muy fácil culpar a terceros y más aún cuando se trata de un elemento de la naturaleza.

Cada uno es dueño de sus palabras y de aquello que dice, pero muchas veces cuando no nos interesa lo dicho o prometido, hacemos un llamamiento al viento para que haga acto de presencia. Esto sucede cuando nosotros somos los emisores del mensaje. De la misma forma, podemos encontrarnos en la situación de ser el receptor, en este caso, puede ser que utilicemos este refrán cuando no nos fiamos de lo que nos esta diciendo o no se cumple con lo expresado.

Toda la razón

Lo que si que es verdad es que las palabras pronunciadas, no quedan plasmadas en ningún lugar. Como mucho hay personas que las retienen en su memoria, pero aún así esta el problema de la volatilidad, así que este refrán normalmente se cumple, ya que la mayoría de conversaciones, salvo que sean grabadas pasan a mejor vida. Esta es una cuestión que habría que intentar resolver, porque sino siempre se vuelven a cometer los mismos errores, se repiten los argumentos y todo por falta de memoria o de ser sinceros con nosotros mismos. Todos tenemos la posibilidad de cambiar de argumentos, pero si pasa esto, hemos de tener la valentía de ser consecuentes con nuestros actos y aceptar lo sucedido.

Al final de la contiendo el viento es una carta que nos sacamos de la manga cuando no queremos aceptar nuestras palabras. Y el problema tiene que solventarlo cada uno en su propio fuero interno, sólo aceptando lo que decimos y sus consecuencias, harán que este refrán, que al final es una excusa, desaparezca de nuestro vocabulario.

Foto: Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.