Lecciones del viaje en familia

Ya hable en el anterior post, sobre lo vivido en el viaje en familia, pero como de todo se aprende, aquí quiero dejar las principales lecciones y aprendizajes que me llevo de esta bonita experiencia. Ya comente que era la primera vez que hacíamos un road trip, así que no todo podía salir bien a la primera, habría pequeños aspectos a pulir, para que en el futuro el viaje sea más placentero.

Viaje en general

Primero quiero hablar de pequeños detalles que pueden aparecer en cualquier viaje que realicemos y que es importante tener en cuenta.

  • Lo primero es el tema del dinero, si viajas fuera de tu país, lleva dinero físico y sino infórmate bien de como puedes sacar dinero allí, incluso si tienes claro donde vas a dormir y puedes pagarlo antes, hazlo, si has de pagar allí, pregunta si puedes hacerlo con tarjeta. La cosa se complica un poco si el viajes es a un país con diferente moneda, en esta caso, pon más interés para realizar el cambio de moneda. Todo esto hazlo con antelación, así el viaje será mucho más tranquilo.
  • Situación del país. Con toda la información que tenemos a nuestro alcance, hemos de poner un poco de interés y conocer lo que sucede en el país, región o ciudad donde vamos a viajar, así no nos sorprenderemos con lo que nos podamos encontrar.
  • Estado del coche. Ya que tu automóvil va a ser el medio de transporte, has de chequearlo antes de salir para que esté a punto y que no aparezcan complicaciones en el viaje. Además, infórmate de las carreteras del país donde viajes, por el tema de los peajes o cualquier otro punto que debas conocer

Viaje en familia

Si encima viajas en familia, a parte de lo citado arriba, es bueno considerar los puntos siguientes:

  • Busca actividades para los niños, es decir, que ellos también tengan su protagonismo dentro del viaje y que no sólo sean meros acompañantes.
  • Cada uno conoce a sus hijos y sabe como actuar en cada caso, pero el hecho de realizar las comidas un poco antes del horario que tenemos establecido, hace que el servicio sea más rápido y que dentro de lo que cabe no haya molestias para el resto de los comensales.
  • Disfruta del día, levántate pronto y aprovecha el máximo de horas, la noche déjala para dormir y descansar.

Parecen recomendaciones muy básicas, y lo son, pero muchas veces no las tenemos en cuenta. Al final se trata de planificar e intentar anticiparnos al máximo en todo lo pueda suceder, así pondremos nuestros cinco sentidos en el viaje y no estaremos preocupados en otros aspectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.