No serás el mismo mandando que demandando

No serás el mismo mandando que demandando

1 marzo, 2016 0 Por marcosedo

El tema del liderazgo me llama la atención y me gusta su tratamiento, de esta forma es más fácil su comprensión. Uno de los aspectos a tener en cuenta, en cualquier situación, es que siempre hay alguien que ha de dirigir el tema y otros que se encargan de llevar a cabo las directrices de este. A continuación dejo dos conceptos muy ligados al asunto, los cuales, muchas veces, pueden ser confundidos, aunque conociendo su definición, no habrá lugar a la duda.

Demandar: Pedir o solicitar algo, especialmente si se hace como exigencia o se considera un derecho.

Mandar: Expresar [alguien con autoridad] su voluntad de que otra persona le obedezca

Demandar

Cuando alguien demanda algo, lo hace con la seguridad de que tiene un respaldo, ya sea en forma de derecho o como acuerdo llegado con anterioridad. Esto es lo positivo que tiene la palabra demanda y es que cuando hay una petición, esta ya puede haberse tenido en cuenta. Es una posibilidad que existe y por lo tanto, no importa si somos la parte demandante o la demandada, la acción en si debe ser planificada y considerarse su aparición.

Mandar

Por otro lado tenemos la palabra mandar, en la que no hace falta que exista un precontrato o nada por el estilo. A alguien le da por pedir algo, sin más, las ordenes son marcadas por una persona que tiene la autoridad para ello y se le ha de hacer caso. Aquí nos hemos de fiar del criterio de esta persona en su labor de dar directrices para el desarrollo de una tarea. También dependerá mucho la actitud que adopte a la hora de dar las ordenes correspondientes, es aquí donde verdaderamente se observan los dotes de un buen líder.

mandar_demandarDos verbos que no han de ser confundidos y cuyos usos deberían estar muy bien marcados. Mandar es un término un poco más complicado, ya que a poca gente le gusta que le manden y saber hacerlo requiere de buenas habilidades. En cambio demandar, debería ser una palabra que nos acompañará más en nuestro día a día, esto significaría que de antemano se han tomado medidas para anticipar futuras situaciones complicadas.

¿Demandas o mandas? ¿Qué pasa cuando te mandan o te demandan?