«Mis prejuicios mate y nunca mas volví a desenterrar»

en

Prejuicios, mal comienzo

prejuicios_extremo

Sino conoces a Extremoduro, primero no mires sus pintas, no creas que no te pueden aportar nada, ya que te vas a equivocar.

El otro día uno de los trendings topics de la mañana era #deExtremoAprendi, y yo que me considero un fan de Extremoduro me puse a recordar frases sueltas de canciones y te das cuenta de lo mucho que puedes aprender de ellas.

Has escuchado muchas veces las canciones pero no les has dedicado la atención que precisaban y cuando las vuelves a oir, por increible que parezca, encuentras algo nuevo. Una de las primeras frases que me vino a la mente fue la que da título al post «mis prejuicios mate y nunca mas volví a desenterrar» y creo que deberiamos tenerla muy en cuenta.

El papel de los prejuicios

Cuantas veces hemos sacado conclusiones anticipadas ante una persona o situación, es decir, antes de que ocurra ya sabemos lo que va a pasar o nos presentan a alguien y ya lo conocemos sin haber mediado palabra con él. En algunas ocasiones acertarás, sin embargo, la mayoría de veces sin darnos cuenta, al crearnos una imagen predeterminada, estamos alterando nuestro comportamiento y esas ideas preconcebidas las utilizamos inconscientemente. Así que nuestro primer pensamiento juega un papel muy importante a la hora de desarrollarse el futuro.

No prejuzgues, quien eres para ello

Nos gusta jugar a ser adivinos y decir «esto ya sabia que iba a pasar» o «es que esta persona me daba mala espina». Y cuantas veces nos hemos dado con el canto en los dientes. Por eso recomiendo dejar que fluyan las cosas, vivir el presente y poco a poco ir sacando conclusiones basadas en la experiencia. Soy el primero en reconocer que siempre prejuzgas sin querer, pero lo que hay que hacer es no hacer caso. Conozco miles de casos en los que me han dicho «este tio es un capullo, no me lo trago» y luego va y resulta que han llegado a hacerse grandes amigos, todo debido a que nos dejamos llevar por pensamientos infundados en vez de lanzarnos a por la experiencia empírica.

No te juzgues ni a ti mismo

El mayor problema viene cuando nos auto-prejuzgamos, nos ponemos límites, damos por hecho cosas que no sabemos si son posibles o no. Frases como «yo no puedo hacer eso», «es que nunca lo he hecho», «eso es muy complicado» etc… hay que arriesgar y romper esas barreras que nos colocamos, estos son los peores prejuicios. Cuando lo hacemos hacia otros, ellos son los que se encargan de desmontar nuestra versión, no obstante es más complicado que nos demos cuenta nosotros mismos.

La solución es la frase de este genial grupo de rock, mata tus prejuicios y no los desentierres nunca, basate en la experiencia de la vida, ya que la ideas preconcebidas te pueden llevar a engaño.

¿prejuzgas mucho? ¿vale la pena? ¿cuantas veces te han fallado tus prejuicios?

Publicado en:

logo-mapmakers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.