Mundo de emociones

Las emociones son todo un mundo, incluso podríamos decir que son una galaxia. Existen miles de emociones y a medida que profundizamos, conocemos más información sobre ellas. Cuanto más datos recabamos, más inteligentes nos volveremos en este ámbito, es lo que conocemos como inteligencia emocional. Este es un tema que me llama mucho la atención, ya que hemos de darnos cuenta que las emociones son las encargadas, en gran medida, del camino por el que transitamos a lo largo de nuestra vida.

Las emociones se definen como «agitación o perturbación de la mente; sentimiento; pasión; cualquier estado mental vehemente o agitado». De esta forma hemos de ser conscientes que muchas veces son las emociones las que nos ponen en movimiento, las que nos hacen tomar ciertas decisiones, las que nos llevan por un camino concreto. Son ese primer paso que muchas veces realizamos de forma inconsciente, sin saber porqué, pero esta reacción viene dictada por nuestro cuerpo y hay que respetar este tipo de decisiones, sobretodo cuando entran al escenario la mente y la razón, que son las encargadas de querer entender ese comportamiento y que muchas veces no llegamos a comprender.

Emociones primarias

Existen muchas emociones, pero se ha intentado llegar a un consenso sobre cuales son las emociones primarias y estas son las 4 que suelen repetirse dependiendo de la fuente en la que busques y que tienen relación con expresiones faciales universales:  miedo, tristeza, alegría e ira. El amor es otra de las que se suele incluir y luego tendríamos otras como la calma, aversión, sorpresa, vergüenza… pero la verdad es que a partir de estas se generan muchas más y la lista es interminable. Tendemos a simplificar, pero en el caso de las emociones es complicado, ya que a medida que se sigue estudiando el tema, este cada vez se hace más extenso.

Explora ese mundo

Sólo te puedo decir que cada vez va a adquirir mayor importancia el ámbito de la inteligencia emocional, ya que nos encontramos en un mundo muy virtualizado, donde se ha dejado un poco de lado el trato humano y esto hace que muchas veces seamos inmunes a los sentimientos de las personas, incluso de los nuestros. Por ello hemos de adentrarnos en este mundo, ya que gracias a él estamos donde estamos. Hemos de conocer las emociones, reconocerlas, saber que es lo que implican, sus causas, sus consecuencias, de esta forma podremos tener un mayor control sobre ellas. Toda esta información luego nos servirá para poder ser mucho más empáticos y poder desenvolvernos mejor en las relaciones sociales.

Un buen comienzo pasaría por implementar en la educación de nuestros hijos la inteligencia emocional, ya que es una herramienta muy poderosa. Es algo que utilizamos cada día, la utilizamos en la mayoría de relaciones sociales, aunque muchas veces nos seamos conscientes de ello. Vivimos en un mundo de emociones y para poder movernos con soltura hemos de explorarlo y conocerlo un poco más. Te recomiendo la lectura del libro «Inteligencia Emocional» de Daniel Goleman, un libro escrito allá por 1995, pero que sigue estando de actualidad.

Foto: Ana Villar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.