En el transcurso de nuestra vida, esta más que claro que necesitamos a la gente que nos rodea, algunas veces más, otras menos… Aunque la soledad es buena en algunos momentos, pero el tener en cuenta a los demás, se podría decir que es obligado, ya que por nuestro propio pie es complicado conseguir objetivos, ya que casi siempre necesitaras de alguien.

Albert Einstein tiene dos citas que hablan sobre ello.

necesitamos_demasComienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.

Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.

Citas de Einstein

Ambas son opiniones propias de este científico y podremos estar más o menos de acuerdo. En el primer caso, creo que tiene toda la razón, ya que a medida que crecemos nos damos cuenta que hay que pensar más en los demás y no tanto de manera egoísta. Cuando somos jóvenes, tendemos a mirar por nuestro propio interés, sin darnos cuenta que esto es contraproducente para nosotros mismos. Por ello a medida que nos hacemos mayores cambian nuestras percepciones y puntos de vista, somos más conscientes de la importancia de valorar a los que tenemos alrededor, poniéndolos por delante de nosotros. La segunda frase es más filosófica, sobretodo en la primera parte; por lo que respecta a la segunda parte, no estoy del todo de acuerdo, creo que has de vivir para ti, teniendo en cuenta a los demás y no dedicarte 100% a la gente, porque en algunas ocasiones puedes llevarte más de una desilusión.

Necesitamos a la gente

Lo que es irrevocable, es que valerse por uno mismo es casi imposible. Además en una sociedad tan conectada, parece difícil obviar a los demás, ya que en menor o mayor medida siempre aprovechamos los recursos de terceros. Necesitamos a la gente que esta alrededor de una forma u otra y negar esto, es no ver la realidad. Creo que vivimos para relacionarnos, comunicarnos, compartir y muchas cosas más y para todo ello es necesario una segunda perosna. Así que cuida de la gente que te rodea y de los demás.