Parada no solicitada para reflexionar

Parada no solicitada para reflexionar

6 junio, 2020 0 Por marcosedo

En las entradas de la semana de hace un año, el STOP fue el protagonista. En la primera explico las razones del porqué el blog estuvo casi un mes parado. Mientras que en la segunda me apoyo en el concepto de parada y su etimología para observar las bondades que nos ofrece.

Una parada no solicitada

Las circunstancias externas que no controlas, a veces te pueden jugar malas pasadas. Es lo que me paso a mi durante el año pasado y tuve que buscar una solución para que mi blog volviera a estar operativo lo antes posibles. Si pinchas en el título puedes volver a leer los aprendizajes que extraje durante ese tiempo. Y es que siempre podemos ver el lado positivo de las cosas y después de aceptar la situación, reflexioné sobre todo lo decidido y puse el foco en encontrar que era todo aquello que me podía llevar y así fue. Una parada que me sirvió para darme cuenta de muchas más cosas de las que pensaba, todo ello esta reflejado en la entrada.

Parada para reflexionar

Gracias a la etimología de esta palabra, doy una explicación muy lógica de todo lo positivo que tiene la parada. Además, cada vez que necesitamos reflexionar, normalmente paramos todo lo que estamos haciendo y ponemos todo nuestro foco en la mente. Pero cuando sucede al revés, es decir, que nos paramos por alguna causa externa, es un buen momento también de dejar libre nuestra mente, para que esta campe a sus anchas y se centré en aquello que le preocupe en ese momento.

Muchas veces nos preocupamos si estamos parados durante mucho tiempo, la verdad es que lo normal es el movimiento, ya que la vida es cambio y como tal no podemos permitirnos el lujo de parar por que sí. Pero como siempre digo hay que encontrar el equilibrio y para ello hemos de movernos entre los extremos para ver el punto medio de las cosas. En este caso, la parada es necesaria, para poder observar desde el otro punto de vista y disfrutar de todo lo que nos pueda aportar la no acción.