Paradoja etimológica

Paradoja etimológica

3 septiembre, 2020 0 Por marcosedo

Tras reflexionar en el anterior post sobre la palabra paradoja, es importante conocer su etimología, ya que de esta forma comprendemos un poco más la complejidad de este concepto. Viene del griego παράδοξο y se forma de para (contra) doxo (opinion).Y en latín sería paradoxum.

Como ya comente, las paradojas sirven para estimular la reflexión, ya que al no tener un mensaje claro, hemos de pensar un poco más para verlo con claridad. Muchas personas se hacen servir de las paradojas para darnos cuenta de lo compleja que es la realidad en la que vivimos, ya lo hacían los filósofos y muchos maestros con sus aprendices, aunque en el presente también hay personas que hacen uso de ellas para llamar la atención de sus receptores y de paso el cerebro tenga un esfuerzo extra.

No sé si habrás leído lo que pone en el texto de la imagen que acompaña al post, pero este concepto tiene su correspondiente en chino y la palabra es máodùn, que significa literalmente «lanza-escudo». Y la historia de su origen es la siguiente, con la que podemos entender muy bien el porque está palabra nos hace sumergirnos en el mundo de la mente, ya que intentamos sacar conclusiones lógicas cuando no siempre es tan fácil:

 Dicen que un hombre intentaba vender una lanza y un escudo y los compradores les preguntaban:

— ¿Cómo de buena es la lanza?

— ¡Puede perforar cualquier escudo!

— ¿Y tu escudo?

— ¡Podría parar cualquier lanza!

— ¿Y que ocurriría si tu escudo intentase parar tu lanza?

Y entonces el hombre no supo qué contestar

¿Sabes la respuesta? ¿Te gusta reflexionar sobre las paradojas que te encuentras?

Pd: Gracias a mi compañera de trabajo (y amiga) Irene, por acordarse de mi, tras la lectura que corresponde con la fotografía de la imagen de la entrada. Gracias a ella he tenido el placer de reflexionar sobre este concepto y conocer un poco más su historia. Por cierto, el extracto es del libro Reina Roja de Juan Gomez Jurado