Plicare ad ricam. Plegar en la orilla

Plicare ad ricam. Plegar en la orilla

La curiosidad hace que vayas encontrando la esencia y origen de todo aquello que te rodea. Escribiendo las entradas de la semana pasada, me di cuenta de que muchas palabras compartían la raíz plicare, como explicar, implicar, de las que hable en un post anterior, o suplicar, replicar, aplicar, complicar. Lo que pasa es que muchas definiciones no coinciden, ya que cada una tiene su propio significado. así que decidí saber un poco más al respecto y encontré esta web donde te lo explica muy bien.

El origen de un verbo de uso tan común está en el lenguaje marinero, concretamente en la expresión plicare ad ripam. Tenían los marinos la costumbre de doblar las velas, plicare en latín, de donde viene nuestra palabra plegar, al llegar a puerto, ad ripam, literalmente ‘a la orilla, junto a la orilla’. Con este gesto daban a entender que ya estaban en casa, que habían llegado. El español, el galaico-portugués y el rumano tomaron la primera parte de la expresión, y sobre plicar(e), con pérdida de la -e final, construyeron llegar, chegar y plicà, respectivamente. El resto de las lenguas romances y otros idiomas tomaron la segunda parte: arrivare en italiano, arriver en francés, arribar en catalán y to arrive en inglés. Curiosamente, y como síntesis de ambas opciones, el catalán conserva el verbo plegar con el valor de ‘terminar un trabajo, dar por finalizada la jornada laboral’.

Recurso: https://buho.guru/dict/etimologia/llegar

Da gusto poder encontrar la respuesta a tus preguntas de forma tan sencilla, clara y bien explicada. Lo bueno es que conocer esta información te hace comprender mucho mejor el uso que hacemos de expresiones, que muchas veces no sabemos el porqué son así. Como vemos todo tiene su relación, ahora falta conocer el porqué de la definición de las palabras que antes he mencionado, donde plicare que significa pliegues y a su vez doblez, son la parte importante, además de poder comprender a que se debe esta repetición y reconocer que es aquello que comparten y lo que las diferencia.

Y es que esto pasa mucho en la comunicación, ya que a partir de un enunciado, dependiendo del receptor, puede recibir una información que luego utiliza de forma diferente a otro que recibe el mismo enunciado. En este caso, vemos como a partir de la frase plicare ad ripam, esta se convierte en dos caminos que en algunos casos vienen a significar lo mismo, pero has de conocer el origen para poder reconocer el porqué de ese destino al que han llegado.

¿Conocías esta frase? ¿Pliegas de diferentes formas?

Foto: Francisco Valenzuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.