¿Porque tenemos hijos?

Existen dos tipos de personas, los que deciden procrear y tener descendencia, y las que tienen muy claro en su vida que no quieren tener hijos, sin embargo, la madre naturaleza es muy sabia y es posible que haya cambios de opinión. Lo que a mi me importa es conocer el porqué de la gente que desea tener hijos. Hay muchos factores y razones para ello. Antes se tenía hijos para sacar la familia adelante y porque había mucho trabajo, además, el indice de mortalidad infantil era alto, por lo que había muchos nacimientos. Pero esta no es la cuestión.

Una de las razones es el instinto animal. Como seres humanos que somos, nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Así que este instinto puede ser que aflore y nos surjan las ganas de ser padres. También es posible que seamos padres de forma involuntaria, ya sea por un error de cálculo o por no tomar las precauciones necesarias , incluso tomándolas, puede que no sean el 100% efectivas.

Pero cuando somos conscientes de que queremos entrar a formar parte del club de los padres, ¿Sabemos realmente que nos mueve a ello? Estas preguntas son para que cada uno las responda en su fuero interno, aunque voy a dejar diferentes posibilidades. La respuesta más frecuente sería la de querer vivir una de las experiencias más bonitas de nuestra vida, pero ¿como sabemos que es tan bonita sino la hemos vivido? Estas son algunas cuestiones que me surgen reflexionando sobre este tema.

¿Nos dejamos llevar por la opinión de los demás para ver como es la experiencia?

Sabemos que vamos a ver crecer a una persona desde el principio, veremos todo el desarrollo que tiene. Viviremos una aventura llena de novedades diarias, donde deberemos adaptarnos a los deseos y exigencias de un bebe. Es algo novedoso que ya nos mantiene ocupados.

¿Puede que sea una excusa para no ocuparnos de nosotros mismos?

Es como una forma de procastinación, ya que así tenemos una distracción, una preocupación y una razón de ser, para no hacer lo que verdaderamente haríamos. Tener un hijo ocupa mucho tiempo, así que ya no tienes nada más en que pensar.

¿Lo hacemos por presión social?

Mucha gente se contagia del ambiente de su alrededor y si el grupo de gente más allegado empieza a ser padre, pues muchos se plantean que ha llegado el momento.

¿Para dejar nuestra descendencia?

Queremos tener algo nuestro, que tenga parte de nosotros y por ello decidimos tener un hijo, ya que de esta forma continua nuestra estirpe y nuestro árbol genealógico continua creciendo.

Estas y muchas preguntas más pueden aparecer en el momento en el que empezamos a pensar en el hecho de convertirnos en padre. Una decisión muy personal y que significa un cambio radical en tu vida. Así que por lo menos se consciente de donde te estas metiendo.

¿Tienes claro que quieres ser padre? ¿Eres padre y no saber porqué?

Foto: mamara bokeh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.