San Fermin

San Fermin

9 julio, 2015 0 Por marcosedo

Durante estas fechas se realizan las fiestas en honor a San Fermín, una festividad reconocida mundialmente, gracias en parte al escritor Ernest Hemingway. He de decir que nunca he visitado Pamplona durante la celebración de dicha festividad y tampoco es que me entusiasme la idea. Si tienes ganas de fiesta, jaleo y de multitud es un gran lugar para ir, y lo se de opiniones que me han dado conocidos míos que sí que han estado. Aunque supongo que estas fiestas tienen muchos más actos, sólo hablaré de los dos que se, lo siento por mi ignorancia en lo que se refiere a los “sanfermines”, pero únicamente conozco el chupinazo y los encierros, supongo que como la mayoría.

El chupinazo

Por orden cronológico empezare con el acto que da comienzo a las fiestas, donde se trata de lanzar un cohete para avisar a la gente que se dan por iniciadas las fiestas en honor a San Fermín. Se trata de un acto bastante simple, pero que se ha hecho multitudinario, ya que todos quieren empezar las fiestas en el momento y lugar preciso. En este acto toda la gente se congrega en la plaza para poder ver el lanzamiento del chupinazo y de paso comenzar con las celebraciones en ese mismo instante, de este modo no pierdes ni un momento.

Los encierros

El acto más conocido de estas fiestas, que consta de un recorrido de menos de un kilómetro, 849 metros para ser exactos, en el que se corre delante de una manada de toros para llegar a la plaza de toros, todo ello en menos de 3 minutos. Este acto se celebra durante una semana y siempre a las 8 de la mañana. Como nota destacable es normal ver a los corredores vestidos de blanco con un pañuelo rojo en el cuello.

Igualdad en San Fermín

Ambos actos son reconocidos por su popularidad y la gran afluencia de público, en los dos cabe destacar que nadie es más que nadie. En lo que respecta al Chupinazo sólo has de acudir a la plaza y esperar al lanzamiento del cohete, depende de lo puntual que seas estarás en el lugar deseado o no. Los únicos que pueden tener una zona privilegiada puede ser la gente que esté en balcones. En el caso de los encierros, todavía se observa de forma más clara que nadie es más que nadie, si eres de los que decide ser un corredor, en primer lugar has de estar preparado para ello y después ya no importa ni sexo, ni raza, ni edad, ni nacionalidad, todos ante los toros estamos expuestos de la misma manera y tu único objetivo es llegar a la plaza sano y salvo.

san_fermin_2015En el anterior post hacía referencia a cómo Internet ha equiparado las fuerzas a la hora de exponernos al mundo exterior, no importa cómo de grande sea tu marca, todos tenemos un hueco. Más o menos pasa lo mismo en los “Sanfermines” una fiesta de carácter internacional, ya que no has de preocuparte por los demás, sino por ti mismo, tus actos te harán llegar a donde quieres, ya sea a ocupar el mejor sitio para vivir el Chupinazo o estar a la hora correspondiente y cumplir todas las normas para correr el encierro, donde habrá muchas personas como tu y que tendrás que tener muy en cuenta para no chocar con ellas, además de saber esquivarlas para llegar sin un rasguño a la plaza de toros, donde habrás conseguido tu objetivo.

Es una buena metáfora de lo que nos espera si decidimos iniciar una aventura en el mundo de Internet, donde lo más importante, como ya he citado, son nuestros propios actos, de ellos depende nuestro éxito o fracaso.

Foto: Jonan Basterra