Se avecinan cambios

La vida es cambio y estos son necesarios para seguir progresando. Pero para cambiar, primero has de saber que es lo que quieres, evaluar todo lo que estas haciendo en tu día, observar las consecuencias de tus actos, valorar si aportan o no… Cuando tienes toda la información es momento de reflexionar y ver si quieres quedarte como estas o cambiar. Aunque lo normal es cambiar, ya que esto implica movimiento, por que lo contrario es quedarse estancados, haciendo siempre lo mismo, y si no alteramos nada de nuestro entorno todo seguirá igual.

Vienen cambios

En mi caso, hay ámbitos de mi vida que necesitan cambios, por ejemplo, el profesional – laboral. Ya llevo mucho tiempo realizando las mismas labores y esto no puede continuar así. Por ello es necesario mover ficha, arriesgarse y ver que sucede, todavía no tengo una decisión tomada, pero hay un plan con varias alternativas, por que es momento de seguir creciendo y progresando. Además, es algo que siento que va a suceder, ya que la intuición te envía señales, es por ello que estoy escribiendo este post.

Los cambios no vienen porque sí, hay veces que puedes buscarlos y forzarlos, pero en mi caso ya llevo un largo camino hecho, sobretodo en el plano más personal, y gracias a ello me he dado cuenta que se avecinan cambios. La cuestión es que se están produciendo de forma gradual y no de manera drástica, pero creo que los siguientes que vengan pueden ser más sonados, sobretodo por que son más visibles para la gente.

Cambios traen cambios

Ya hace tiempo, diría años, donde mentalmente empecé a cambiar, me interese por temas que antes no entraban en mis planes y poco a poco me he ido forjando en diferentes ámbitos que han producido cambios en mi persona, lo que pasa es que son muy personales y no se aprecian a simple vista. Pero todo empieza con un cambio, haciendo algo que no hacías, probando y evaluando los resultados y a partir de ahí decidiendo si quedarte con él o no. Es cuestión de experimentar, de no quedarse parado y buscar tu mejor versión.

¿Te cuesta cambiar? ¿Te fuerzas a cambiar?

Foto: danielcalle

Un comentario Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.