Ya escribí varios posts, no hace mucho, sobre el tema de hablar claro y es que las personas que tienen esta capacidad de comunicación se sienten seguras de lo que dicen. No dudan de si mismos y esto hace que sean más creíbles, ya que ellas mismas están convencidas de sus pensamientos y palabras.

Tim Robins o Kase O son ejemplos de personas que se pueden considerar grandes comunicadores, porque tienen un aspecto que les une y este es la sinceridad. Hablan  desde el corazón y 100% seguros de que sus palabras son fiables. De Tim puedo decir que vi un documental sobre él y me sorprendió el carisma que tiene, mientras que de Kase, fui a un concierto donde hizo un pequeño discurso muy  emotivo. En ambos casos me sorprendió la sinceridad y la seguridad de sus palabras, lo que hace que el mensaje cale más hondo.

Cuando estás en paz contigo mismo es cuando estás capacitado para hablar claro. Dices lo que piensas y no te importan las consecuencias, solo hablas, te dejas llevar por la situación, el resto ya vendrá. La cuestión es cómo llegar a este climax y ello pasa por reflexionar mucho, experimentar, sentarte contigo mismo y valorar todos tus pensamientos. Ha de pasar por tus manos y sólo entonces es cuando te siente liberado para expresarte sin tener miedo al que dirán. Un estado que no todos logran alcanzar, mejor dicho, pocos alcanzan.

Seguro que tras leer los anteriores párrafos te ha venido a la mente alguna persona conocida. La cuestión es entender el porqué habla con esa seguridad que hace que no tenga miedo a sus palabras, ni sus consecuencias, ya que sabe muy bien lo que dice y por lo tanto puede expresarse con total claridad, lo que le hace una persona transparente y sincera.

¿Hablas con seguridad? ¿Crees que hablas todo lo claro que podrías?

Foto: beverlyislike