Trail 2019. La experiencia

Una experiencia muy gratificante la vivida en el Mig Trail Solidari d’Alcoi 2019. Una prueba por equipos en la que te das cuenta de la importancia del grupo y todo lo que puedes aprender de él. No hay muchas carreras que haya disputado por equipos, ni tampoco sé si hay muchas, pero la verdad es que es una disciplina que me gusta. Correr, competir sólo está bien, sin embargo, el hacerlo por equipos tiene un aura diferente, como pasa con todo, tiene sus partes positivas y negativas, pero creo que puedes sacar muchos más aprendizajes para tu vida, ya que normalmente interactuamos con la gente y pocas veces vamos en soledad.

Correr en equipo

Cualquier experiencia compartida sabe mucho mejor, en equipo siempre es mejor. La cuestión pasa por encontrar un equipo bastante homogéneo, cohesionado, donde no haya muchas diferencias, así es más fácil que todos vayan a una. Este es un aspecto a tener en cuenta, ya que disputar una carrera de 30 km tiene su exigencia y el equipo debe de estar igualado, para que el más preparado no tenga que ir esperando, ni que el menos apto tenga que sufrir. Al final se trata de buscar una media, encontrar el equilibrio dentro del equipo y este es el que te catapulta al éxito. Lo bueno de la carrera es que en todo momento fuimos juntos, a penas nos separábamos y esto hizo que se creara una energía grupal que aportaba un plus extra al que más lo necesitaba. Nos propusimos el reto de hacerlo en menos de 3h y lo conseguimos, eso si, todos estábamos de acuerdo en que era una meta posible y juntos nos apoyamos para alcanzarla. La llegada a la meta es de lo más gratificante que hay, ya que compartir esa alegría con tus compañeros es un momento especial que has de disfrutar.

Buena preparación

Si algo he de destacar en esta participación, es lo bien preparado que llegaba, pero has de cuidar todos los aspectos hasta el comienzo de la carrera. Sólo destacaré que el baño de Gong del viernes hizo que durante el transcurso de la carrera tuviera muy buenas sensaciones, tendré que contrastarlo en otras competiciones, pero parece ser que tu cuerpo se siente mejor. Cuando desperté mantuve los hábitos que llevo normalmente, beber agua, respiración WHM, meditar y no comer nada, esto hizo que me sintiera muy bien y estuviera a tope de energía para disputar el Mig Trail.

Y es que cuando haces las cosas bien, obtienes la recompensa, acabamos 4º de la general, 3º en nuestra modalidad y 1º alcoyanos. El tiempo fue de 2:50:35 y tuvimos una pugna con otro equipo, pero tuvimos la suficiente paciencia para no desistir y cogerlos a falta de 5 km para la meta, esto supuso un chute de energía para todo el equipo, por lo que el paso a meta fue mejor valorado. Una bonita experiencia realizando deporte alrededor de tu casa, en un paraje único y con muy buen tiempo, no se puede pedir más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.