Tu amiga la amígdala, o no.

Tu amiga la amígdala, o no.

3 diciembre, 2015 0 Por marcosedo

La amígdala es un término que no todo el mundo conoce, tampoco voy a poner su definición, ya que salvo que sepas de medicina te vas a quedar igual. Lo importante es que en esta entrada vamos a hablar de la amígdala cerebral, cuyo papel principal es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales. Continuando con el hilo del post anterior, aquí vamos a descubrir quien es el culpable de esos prontos que a veces tenemos y no sabemos el porqué.

Amiga o enemiga

Dependiendo de la situación (esta pequeña parte del cuerpo) la amígdala, puedes ser nuestra compañera o adversaria, lo esencial es poder controlarla para que no de rienda suelta a sus arrebatos. Existen miles de ocasiones en la que puede aparecer, imagina estar jugando una partida de cartas y que te salga una buena mano, la reacción emocional puede hacer que te descubran, por eso es bueno saber controlarla. amigdala_emocionesEn el fútbol pasa la mismo, ante una ocasión fallada de gol o un posible penalti, no ponemos ninguna traba a los impulsos de la amígdala. Aunque también es bueno dejarse llevar por estos prontos, cuando hace tiempo que no ves a una persona y te nace darle un abrazo. Dependiendo de la ocasión la amígdala te puede ayudar o perjudicar.

En todos los casos, lo importante es ser consciente de los sentimientos que pueden surgir ante ciertos hechos, además de vigilar las posibles reacciones, a partir de aquí cada uno es libre de actuar de la forma que prefiera. Algunos se dejarán llevar más por la pasión del momento, otros intentaran enfriar la situación, analizándola, para no precipitarse en su respuesta. Lo cierto es que la amígdala suele ser la primera en mover ficha y luego somos nosotros los que decidimos si dejamos aflorar esta reacción o mantenemos la calma para responder de manera más controlada.

¿Conocías a la amígdala? ¿La dejas actuar o sabes controlarla?

Foto: Memo Vasquez