Tu eres Pigmalion

Por si no conoces a este personaje, Pigmalion, te recomiendo que leas la entrada anterior, en ella cuento el mito que le dio fama a esta persona y doy mi opinión sobre este efecto que tanto se ha dado a conocer en el mundo de la psicología.

Cada uno ha de ser consciente de que podemos convertirnos en Pigmalion y que nuestros sueños acaben haciéndose realidad, o por lo menos las metas y proyectos que nos propongamos lleguen a buen puerto. Este efecto habla del poder de influencia de la opinión de otros para que la gente saque todo su potencial. Pero creo que nosotros mismos podemos ser la misma persona, es decir, el influenciado y el influenciador. Y de esta forma no necesitar la ayuda de terceros para sacar nuestra mejor versión.

Cuando nos proponemos objetivos, la finalidad es su cumplimiento, hay una parte importante de planificación para saber como alcanzarlo, luego otra parte de esfuerzo para poder llevar a cabo las acciones necesarias, pero no hay que olvidar la parte de la mentalidad, la que sin querer nos empuja a ponernos manos a la obra. Mucha gente necesita que alguien le de ese empujón necesario, que crean ella, que confíen en lo que hace, al final se trata de que los demás aprueben lo que hacemos para estar más confiados y seguir adelante. Sin embargo, no es necesario que gente de nuestro exterior nos aporte este turbo extra, creo que cada uno de nosotros ha de saber valerse, gracias a la auto-confianza y el estar muy comprometido con lo que se hace, llegar al fin que se persigue.

La capacidad de influenciar y de ser influenciados ha de ser muy tenida en cuenta para que el efecto Pigmalion surja. Lo que me gustaría destacar es que si cada uno podemos valernos por nosotros mismos para alcanzar nuestras metas soñadas, luego será más fácil extender esta tendencia hacia el exterior. Hay que empezar por uno mismo y a partir de ahí extrapolar a nuestro entorno para que todos nos veamos beneficiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.