Vacaciones, conoce la palabra

Estamos en época estival y en general, es el momento donde la mayoría de la gente disfruta de las vacaciones. Aquí vamos a descubrir el el origen de esta palabra y su significado, para ser conscientes de cuando decimos que estamos de vacaciones, si de verdad lo estamos.

La palabra vacaciones deriva del latín vacans, participio del verbo vacare: estar libre, desocupado, vacante (como un puesto de trabajo). Vacuus: vacío, desocupado libre. Vacui dies: días de descanso Vacatio (-ionis): dispensa, exención.

Su significado es: suspensión temporal del trabajo, de los estudios o de otras actividades habituales para descansar.

Solemos relacionar esta palabra con un periodo largo de tiempo donde no desempeñamos nuestras tareas habituales. Pero si vemos la definición, se trata tan sólo de una suspensión temporal, es decir, cada uno le da el tiempo que quiere y puede, dependiendo de su situación. Creo que lo importante es que el descanso se haga claramente presente y que tras esta parada la vuelta al trabajo sea para poder rendir y estar en mejores condiciones. El origen de la palabra es claro, estar desocupado, libre. Mucha gente cuando piensa que esta de vacaciones, no es consciente de que no es así, ya que cuando llega este periodo cambia unas responsabilidades por otras, no hace las tareas habituales pero se pone a hacer otras y sin darse cuenta deja de estar de vacaciones. Creo que poca gente disfruta de las vacaciones de verdad, desconecta completamente de su actividad habitual y de verdad se siente libre, sin ninguna preocupación.

Además, no hace falta esperar al verano para tener vacaciones, las podemos disfrutar durante todo el año, todos los fines de semana, un día que tengamos suelto, siempre que no trabajemos podemos considerar que estamos de vacaciones, pero esto es algo que cada uno ha de mentalizarse. La importancia de las vacaciones no radica en el tiempo, sino en el descanso, en dejar a nuestra mente libre, que se ocupe en otros quehaceres, sin que impliquen responsabilidades, pero que nos sirvan para cambiar el chip. Esta claro que cuanto más tiempo de vacaciones, más desconectamos, aunque dicen que luego es más complicado volver a la rutina.

Trabaja cuando tengas que trabajar, disfruta de las vacaciones cuando estes en ellas. Al final se trata de ser consciente y aprovechar las bondades de cada momento, estar presente en lo que hacemos, esta es la única forma de sacar el máximo beneficio. Así que para tus próximas vacaciones ya sabes lo que has de hacer, si de verdad quieres cumplir con la palabra. A disfrutar.

Foto: Antonio Gutiérrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.