1001

1001

10 marzo, 2020 0 Por marcosedo

Al final todo llega, se trata de ser constante y no decaer en el intento. Esta es una cifra muy llamativa, pero ha de ser vista como un número más, se le puede dar la importancia que me merece, pero tan importante es lo que la precede, como lo que está por venir. Sobrepasado el millar de publicaciones, me doy cuenta que hay dos aspectos fundamentales para poder celebrar este dígito, además de miles de aprendizajes que me llevo, lo que pasa es que el hábito de escribir los posts semanales ya está instaurado en mi ADN, así que ya no me requiere tanto esfuerzo, y es más, me siento con la obligación de hacerlo, pero es que es algo que necesito y que me agrada hacer. Pero destaco los dos puntos más importantes.

El comienzo, pasar a la acción

Esto es lo más importante a la hora de alcanzar cualquier meta que te propongas. El primer paso, ese momento en el que decides lanzar el proyecto y ya no hay vuelta atrás. Esto es algo que sólo se le da la relevancia que tiene cuando ves la cosas con perspectiva, pero es el momento crucial. Mucha gente espera a una fecha concreta, a una situación idónea, pero hemos de desechar esa idea, lo importante es el acto de empezar y no importa tanto el entorno. Recuerdo haber pensado mucho en el lanzamiento de mi blog y si que elegí una fecha señalada, como fue el 12 del 12 del 2012, pero ahora me doy cuenta de que el hecho de lanzarse a la publicación de la primera entrada, no tiene nada que ver con la fecha, hubiera dado igual cualquier otro día, fue el hecho de escribir y darle a publicar.

La constancia

El segundo aspecto es la continuidad, puedes empezar miles de proyectos y eso esta bien, pero se necesita de una constancia para que estos vayan hacia delante y puedan crecer y progresar. Con el paso del tiempo se van adquiriendo nuevos conocimientos y es bonito observar como se adaptan al proyecto en cuestión. Además, cada uno vive esta experiencia de una forma y no puede compararse. La constancia es el camino que se recorre desde que empezamos hasta que se finaliza algo y dependiendo de ella está será mucho más fructífera, nos aportará más o menos, pero a la postre es la que marca la vida de un proyecto y le experiencia o bagaje que se gana durante su recorrido.

Estoy muy contento de alcanzar esta cifra, pero tan importante es esta como la número 1 o la número 212, ahora es momento de continuar y seguir disfrutando del camino del mundo del blog. Y todo aquel que tenga un proyecto en mente, tan sólo necesita dos ingredientes, empezar y seguir, saber dar el primer paso y luego continuar caminando. Es así de simple, a la vez que complicado, pero de cada uno depende hacer este camino de una forma u otra.

¿Tienes algún proyecto en mente? ¿A que esperas? ¿Cual es el proyecto más largo que has mantenido?

Foto: Steve Thorpe