Adaptación, no queda otra

Adaptación, no queda otra

19 mayo, 2020 0 Por marcosedo

Este año 2020 lo vamos a recordar en nuestras vidas, el hecho de que un pequeño virus haya paralizado todo el planeta, en lo que se refiere al estilo de vida que teníamos la mayoría de los humanos, ha hecho que muchos se hayan tenido que adaptar a las nuevas circunstancias. El virus ha paralizado la vida de las personas, aunque por otro lado la naturaleza ha seguido se curso y ha disfrutado de un buen respiro que ha de mantenerse en el tiempo.

La cuestión es que el coronavirus ha venido para quedarse, por lo menos durante un tiempo, ya que hasta que no haya una vacuna, no podremos volver a llevar una vida como la que teníamos antes. Muchas cosas han cambiado y más que van a cambiar, pero no nos queda otra que adaptarnos a estos nuevos tiempos que vienen. Para mantener la pandemia hemos de seguir una serie de directrices para que no se vuelva a dar un pico de infectados y esto afecta a la forma en la que teníamos de comportarnos y de relacionarnos.

Las personas somos seres que necesitamos relacionarnos con los demás y por culpa de esta pandemia no vamos, de momento, a poder volver tranquilamente a todo lo que hacíamos antes, quedadas con toda la familia, quedadas con el mayor número de amigos posibles, cervecita en las terrazas donde en una mesa de 4 cabían 8, entrar a una discoteca llena, bañarnos tranquilamente en la piscina… Las relaciones van a cambiar, sobre todo en el tema del distanciamiento, ya habrá que mantener una distancia. Otro tema importante es el de las mascarillas, un complemento que nos va a acompañar cada vez que vayamos por un lugar público, aunque sea al aire libre, habrá gente que les molestará menos que a otras, pero lo que esta claro es que son novedades que hemos de respetar, cumplir y por lo tanto adaptarnos a ellas.

Adaptarse es una característica muy preciada y que gracias al coronavirus vamos a tener que poner en práctica en todo su esplendor. La adaptación al medio es necesaria para seguir sobreviviendo y es una práctica que muchas personas todavía no habían experimentado, ya que vivían bajo la comodidad y la seguridad que nos daba el estado del bienestar, pero que ahora por un lado o por otro nos van a hacer cambiar, no nos queda otra.

¿Te has adaptado a la nueva situación? ¿Te cuesta mucho adaptarte a las novedades?

Foto: Lee James Harrison