Camino propio

Cada uno de nosotros dirige sus pasos en una dirección, pero la cuestión pasa por saber por donde pisamos, cual es el camino que andamos. Me explico, podríamos usar como metáfora el sistema de carreteras actual y a partir de ahí ir bajando poco a poco de nivel, es decir, desde lo que sería una autopista, acabando por un sendero en la montaña.

Vivimos en una sociedad con mucha población, por lo que hay muchos que utilizan las mismas vías para llevar su vida. Estos serían los que utilizan las autopistas, carreteras cómodas, que te llevan rápidamente de un lugar a otro, incluso si pagas puedes usar las autopistas. En estas vías todo va al unísono y si hay algún accidente todos deben parar, aquí es donde se mueve la mayoría.

Luego estarían los que se mueven por carreteras nacionales, un poco más incómodas, ya que hay más curvas, pasan por más ciudades y pueblos, por lo que tardamos más en llegar a nuestro destino. Sin embargo, se viven un poco más de experiencias, ya que el paisaje es muy diferente al de las autopistas y la velocidad hace que podamos visualizar un poco más el entorno.

Dejando a un lado las carreteras de asfalto, ya que podríamos hablar de las carreteras regionales y algunas de índole más local, pero al final se trata de lo mismo. Ahora es momento de los caminos de tierra, donde ya no hay tanta gente circulando por ellos, es más incómodo el trayecto, no se llega tan rápido a donde queremos. Aunque somos mucho más conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor.

Para terminar estarían los caminos y sendas por donde sólo podemos ir a pie. Estos suelen ser los menos transitados, pero la calidad del recorrido y todo lo que ofrecen es muy provechoso, si somos conscientes de cada paso que damos.

No sé porque vía transitas, pero es una buena pregunta que has de realizarte. De esta forma podrás saber si eres de los que sigue a la mayoría o si por otro lado intentas ir un poco a la tuya, descubriendo nuevas sendas y saboreando el recorrido de cada una de ellas. Pero también es importante que cada uno sepa elegir la vía que más le convenga y no importa cambiar entre las diferentes opciones, siempre que saquemos lo mejor de ellas y nos sirva para progresar.

¿Cuál es tu vía favorita? ¿Sabes alternar entre ellas?

Foto: Erika Martinez Photography

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.