La magia de la realidad

Este post es una continuación del anterior, donde dejo aquellos fragmentos que más llamaron mi atención y que subrayo mientras leo. Una práctica que recomiendo, que hace que saques mucho más jugo a cada obra y aprendas algo. Las frases van dentro de un contexto, así que es posible que algunas no queden claras, pero creo que la mayoría de ellas pueden aportarte algo.

Es más fácil engañar a alguien que de convencerlo de que lo estas engañando.

La magia no es otra cosa que aprender a crear nuestra realidad desde nuestras ideas, palabras, emociones y acciones, todas estas integradas. Nuestro cuerpo es una máquina creadora de realidad.

Siempre que un hombre se sube en su palabra, y va allá donde su palabra dijo que iría, todo se la da para que esa palabra sea manifestada en su realidad. Pensar, decir, sentir y hacer lo mismo a la vez, permite que la persona esté en dicha y tenga todas las oportunidades posibles a su alcance, para que una vez las tome y sean aprovechadas, se manifieste la suerte en su vida.

Tomamos forma de lo que nombramos y lo que nuestro nombre es, condiciona la vida al 100%. El nombre nos define y nos marca la línea de nuestra vida, al igual que lo que nombramos.

La vida material es un reflejo de la vida espiritual, es decir, que lo que vemos y pasa a nuestro alrededor, es un espejo de nosotros mismos.

Todo lo que vemos y nos ocurre en nuestras vidas, es una proyección de nuestro interior. De lo que pensamos, de lo que decimos, de lo que sentimos, etc… Por lo que, agradecer y valorar todo lo que es armonía en tu vida, es lo mismo que amarte y agradecerte a ti mismo tu presencia. Por el contrario, también cuando aprendes a quitar de tu vida lo que no te es armónico, es un acto de respeto y amor hacia ti. Desde este principio de entendimiento, cuanto más te amas y respetas a ti, más amas y respetas todo lo que te rodea porque entiendes que es una proyección de ti mismo.

Es la experiencia de aprender a manejar a la perfección el funcionamiento del cuerpo humano, pues este tiene un sinfín de capacidades que tenemos que desarrollar.

La Magia significa es, “el arte de convertir los sueños en realidad según los vas diciendo y nombrando”.

Está bien recordar que Lucifer significa el portador de la luz y no el diablo.

Recuerda es más fácil manipularte que convencerte de que te están manipulando.

Este es el principio de la manipulación, por el cual se puede controlar a cualquiera, con la promesa de algo que jamás va a ocurrir, volver al vientre.

Hay que aprender a escucharse al hablar. No es lo que entra en tu boca lo que pudre tu vida, sino lo que por ella sale.

Es importante escuchar bien lo que decimos, pues esto directamente se convierte en realidad.

Primero el sonido informa a la luz, luego esta información entra en nuestra agua y como un puente a lo divino, se materializa y toma luz en tu vida cotidiana lo que pusiste en sonido, es decir, en Oración.

Nada es lo que parece. El día que aprendas a Escuchar, veras con las orejas lo que se es incapaz de ver con los ojos.

Recuerden que hay que lograr a lo largo de nuestras vidas hacer posible lo que nos parezca imposible. Esto no hay que hacerlo porque sea necesario, pero recordad que sí que es evolutivo.

Eran todos como hermanos, también había mujeres entre ellos y eran tratadas como iguales. En verdad estaban ante algo verdaderamente evolucionado, donde amor, compañerismo y armonía triunfaba entre todos los asistentes.

Consideren su tiempo, tienen que ser dueños de él.

Cada uno era al 100% responsable de su trabajo y no necesitaban de mandatarios.

Cuanto más grande sea la fuerza que te impulsa a evolucionar, más grande será la contrafuerza que te querrá detener. Sabes que hay que aprender a escuchar el miedo porque en tu discurso quedará manifestado y si eres capaz de detectarlo, serás capaz de disolverlo.

El marchar es seguir hacia delante, al encuentro con la sabiduría.

Un propósito es el motivo por el que se está vivo, sin propósito se está muerto.

Alguien cree estar vivo por todo lo que hace en su día a día pero, sin embargo, si no es libre de elección y de decisión, lo único que está vivo es su cuerpo.

La imprecisión de no respetar el tiempo puede hacer que colapse la información en su cabeza, eso le genere una frustración y nunca más quiera saber nada al respecto.

Tiene toda la razón, la gestión del tiempo para el perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo. Me doy cuenta de que si no permaneces conectado al estudio y despierto en tu existencia, rápidamente te duermes y vuelves al estado anterior, al del inconsciente programado.

Recuerda que nunca hay que olvidar alcanzar ese lugar que se ha decidido alcanzar. De ahí viene lo que se conoce como “La Tierra Prometida” , es decir, llegar al lugar que prometiste ir. Ahí te asegurarás haber evolucionado, ya que nada te habrá saco de tu camino elegido.

El Maestro más efectivo para evolucionar es uno mismo.

La vida misma te va a enseñar la importancia de la libertad de elección y de lo más importante que es el estar o no, donde dijiste querer estar.

Lo fuerte que golpeaba el inconsciente y el miedo interno cuando estabas por crecer y que cuanto más grande era el reto más fuerte golpeaba.

No hay diferencia entre el mundo interior y el exterior, sino que lo externo es un reflejo de lo interno. Integrar esto, es cuestión de sabios.

Y hasta aquí todo lo subrayado en esta obra. Puede ser más larga que la mayoría de entradas que realizo, además de no ser contenido propio, sino copiado integramente del libro citado en el post anterior. Pero dejar constancia de ello en forma de post, creo que puede ayudar a la gente, además de servirme de recordatorio sobre lo que más me impacto del libro.

Foto: Crisi Calatrava

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.