Relaciones que funcionan

Relaciones que funcionan

21 julio, 2020 0 Por marcosedo

Este es el título del último libro que me he leído, donde hay una frase que resume muy bien el contenido que aborda.

Trata a los demás como creas que quieran ser tratados

Siempre he abogado por el hecho de «tratar a los demás como nos gustaría que fuéramos tratados», pero no era consciente de que la persona con la que tratamos no somos nosotros mismos, por lo que es posible que como actuamos con ellos no sea de su agrado. Por ello estoy más de acuerdo con la cita anterior, donde hemos de intentar adivinar como quieren ser tratados los demás y actuar en ese camino.

Cuando mantenemos una relación con alguien, lo que buscamos es que haya una comprensión entre ambos, que todo fluya de forma natural y que no haya malentendidos, discusiones ni situaciones negativas. En este libro nos explican de forma muy clara una forma de clasificar a las personas, pero no para que las etiquetemos y nos ciñamos a los aspectos que definen a ese grupo. Sino para que seamos conscientes de como hacemos juicios de todas las personas con las que nos relacionamos e intentemos abandonar esta práctica. La cuestión pasa por ser conscientes, en primer lugar, de cual es el grupo en el que nos encontramos nosotros y a partir de ahí profundizar y ver como actuamos con las diferentes personas. En segundo lugar, se trata de reconocer a que grupo pertenecen las otras personas con las que nos relacionamos y así adaptarnos a ellas, para que la interacción sea lo más positiva posible.

Hay cuatro grupos, o estilos, como les llaman en el libro y que están representados por los 4 elementos de la naturaleza: tierra, fuego, agua y aire. La verdad es que la metáfora le va como anillo al dedo y sin haber leído el libro y no tener conocimiento previo, se pueden intuir cuales son las características de cada uno de ellos. Sobre todo destacar que cada estilo cuenta con su lista blanca y con su lista negra, es decir, cada uno tiene sus pros y sus contras. Por ello tener un conocimiento de cual es nuestro estilo y de la persona con la que nos relacionamos, hará que podamos anticiparnos a posibles situaciones, eliminar malentendidos y adaptarnos al otro, sin perder nuestra esencia y moldeando nuestra forma de comunicación y de relación para que todo llegué a buen puerto.

Un libro que te ayuda a comprender el porqué hay gente con la que nos llevamos tan bien y otra con la que nos cuesta relacionarnos. Es una pequeña aventura donde el descubrimiento de que porcentaje posees de cada estilo, hace que te vuelvas consciente y entiendas perfectamente como nos relacionamos con cada persona de nuestro alrededor, nuestra familia, amigos, hijos, compañeros de trabajo, pero sobre todo, poner atención en el comportamiento de cada uno y como esto tiene una influencia muy importante en el éxito de la interacción.

¿Funcionan tus relaciones? ¿Le das importancia a tu forma de relacionarte?

Foto: portada del libro