Ser crudo

Esta es una expresión que se utiliza en algunas situaciones diarias y que tiene que ver mucho con su definición, ya que algo crudo es que no ha sido cocinado, que no está curtido o preparado, que es frío y desagradable, que está sin tratar o procesar. A partir de conocer su significado podemos hacer uso de esta expresión siempre que tenga algo que ver.

Es bueno tener conocimiento de los beneficios de comer alimentos crudos, ya que puede ayudarnos a comprender que a veces ser un poco crudo en la vida es una buena solución. A mucha gente le cuesta comer los alimentos sin que sean tratados, pero si conocemos todo lo que nos puede aportar, puede que cambie un poco nuestra opinión. Aquí una lista de esos beneficios:

– Permite que al organismo lleguen todos los nutrientes de esos alimentos, algunos de los cuales pueden perderse durante el cocinado de aquellos.
– No hay que pasar por alto que comer esos productos de forma cruda consigue aportar al organismo una gran dosis de energía.
– Se logra no destruir enzimas, que se eliminan cuando se cocinan los alimentos.
– Quizás no lo sepas, pero ciertos estudios llevados a cabo han venido a dejar patente que comer crudos las frutas y algunas hortalizas ayuda a conciliar mejor el sueño. Es más, se considera que ayudarán a que el descanso sea mucho más placentero y pleno.
– También se logra tener un mejor estado de ánimo y, sobre todo, mejor humor.
– Tomar los productos así aporta más fibra al organismo y eso supondrá que se tenga en perfecto estado el tránsito intestinal.
– Comer así ciertos alimentos es una estupenda opción para poder tener mayor claridad mental.
– Por supuesto, tomar esos productos crudos es una manera de ahorrar tiempo en cocinarlos y también de ahorrar energía, la eléctrica o de gas que se consume al prepararlos en la vitrocerámica o dispositivo similar.

fuente: https://definicion.de/crudo/

Lo crudo nos aporta más de lo que creemos, el problema es que nuestro cuerpo ha de hacer un esfuerzo más grande para digerirlo, sin embargo, obtenemos un beneficio mayor. Al final el trabajo realizado obtiene su recompensa, pero no estamos dispuestos a ponernos las cosas complicadas, preferimos lo cómodo, por eso lo crudo nos cuesta tanto de asimilar. Pero hay que serlo para valorarlo.

Foto: Diego Bianchi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.