Muchos podrían pensar que esta terapia tiene que ver con la marihuana, ya que hablamos de su principal principio activo. Pero no tiene nada que ver con drogas ni nada por el estilo. Las iniciales de esta terapia corresponden con… tenemos varias opciones:

Te Hablo Claro

Muchas veces necesitamos de alguien que nos hable claro y que ponga los puntos sobre las íes para que pongamos atención en lo que nos dicen y veamos desde otro punto de vista lo que sucede a nuestro alrededor. Puede ser que nos hablen de algo genérico, en este caso no es necesario que la persona nos conozca, es decir, aunque sea un desconocido, si tiene muy claro de lo que habla, al menos merecerá la pena que lo escuchemos. Por otro lado, puede ser que nos hable de forma personalizada, para ello es importante que esa persona que se dirige a nosotros nos conozca para que sepa como y por donde llevar su discurso.

¿Te Hablas Claro?

Pero hay que saber ponerse en las dos partes, por ello, es primordial empezar por uno mismo. Poca gente habla claro consigo, es decir, escucha sus pensamientos y reflexiona sobre ellos. Si nos somos capaces de aceptar lo que sucede dentro de nuestra mente es complicado que podamos servir de ayuda a los demás. Así que empezar a hablarnos claro a nosotros mismos.

Terapia Habla Claro

Independientemente de la situación en la que te encuentres y ya seas el emisor o el receptor, es importante hablar claro, no andarse con rodeos e ir al grano en aquellos temas que te interesen. No sirve de nada hablar con medias tintas, ya que lo único que se demuestra es miedo a tus palabras y no estar convencido contigo mismo de lo que piensas.

Esta terapia es un poco complicada de llevar a cabo, lo sé, pero las beneficios que aporta son superiores a las preocupaciones que nos quedamos dentro. Si eliges el camino de hablar, hazlo de forma clara, sino más vale que permanezcas en silencio.

Foto: MARIANO DOMINGUEZ