Viajar en familia

Siempre hay una primera vez para todo y ha sido en este mes de octubre cuando hemos realizado nuestro primer road trip en familia. Durante las vacaciones de verano ya disfrutamos con los peques, pero teníamos un campamento base y nos íbamos moviendo a partir de ahí. En esta ocasión nuestro destino fue Portugal, más concretamente la parte centro- norte, visitando lugares como Coimbra, Aveiro, Costa Nova, Porto, Viana do Castelo, Braga, Guimaraes, Barcelos, Bragança. Dormimos en diferentes lugares y visitamos un montón de sitios, cada uno con su pequeño encanto.

¿Por qué en familia?

Cuando eres padre y quieres disfrutar de tu tiempo libre, has de saber hacerlo en familia, tiene sus pros y contras, pero al final es lo que toca. El único pero es el hecho de que no puedes ir tanto a la tuya, sino que has de estar pendiente de los más peques, horarios para comer, como se sienten, lo que les apetece y lo que no les apetece hacer, buscar acciones que les diviertan y evitar aquellas que puedan traer complicaciones. Al final disfrutas de tu tiempo libre, pero no llegas a descansar del todo, ya que estas en todo momento pendiente de los pequeños y al final el viaje está muy condicionado por ellos. Sin embargo, a parte de viajar para conocer mundo y tener experiencias nuevas, creo que es positivo compartir estos momentos con la gente que más quieres, tu familia y además que tus hijos experimenten y vivan nuevas sensaciones, tanto viendo diferentes paisajes y ciudades, comiendo otros alimentos, pero sobretodo aprendiendo de todo lo que puede ofrecernos el mundo. Aunque uno de los principales argumentos de viajar, es que mis hijos guarden un grato recuerdo de su infancia y cuantas más experiencias vivan en diferentes lugares, más abierta estará su mente.

Un bonito viaje, donde los niños se han portado muy bien en el plano general, ya que ha habido momentos estresantes, pero son niños y no se les puede pedir más. El tema del coche no les ha supuesto nada, ya que en la mayoría de momentos iban dormidos y sino, estaban muy tranquilos. Así que seguro que repetimos la experiencia, ahora falta decidir el siguiente destino.

Foto: Yoann JEZEQUEL

Un comentario Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.