Como encontrar tus resortes para activarlos

Estamos hechos de energía, aunque este no es el tema, la cuestión es reconocer como podemos aprovecharla en nuestro favor y sacarla siempre que sea necesario. Los resortes forman parte de nuestra vida, todos hemos vivido un episodio donde a partir de una situación concreta, ha saltado un click en nuestra mente y entonces se ha liberado un plus de energía que teníamos encerrada y que no conocíamos de su existencia. Es en estos momentos cuando hemos de hacernos conscientes de cual ha sido el desencadenante, evaluar como ha sido el proceso y así hacer lo mismo cuando nos apetezca y de forma consciente.

Muchas veces buscamos motivación para realizar las tareas de nuestro día a día, también la queremos a la hora de lanzar proyectos o en esos momentos donde nos sentimos cansados y no tenemos ganas de nada. Es aquí donde el saber encontrar nuestros propios resortes y activarlos nos ayudarían mucho para el desempeño de cualquier acción.

El primer paso es hacer visibles esos resortes que tenemos escondidos y para ello hemos de prestar atención a nuestro nivel de energía a lo largo del día, saber que es aquello que nos mueve, cuando nos sentimos en estado de flow, momentos en los que estamos a gusto con nosotros mismos sin apenas dedicar esfuerzo. Aquí se trata de reconocer el porqué nos sentimos así, ya que esa energía que sacamos para la realización de estas tareas nos esta señalando cual ese resorte que se ha activado.

El segundo paso, una vez reconocidos los resortes, es activarlos en el momento concreto, cuando necesitemos ese plus de energía que no tenemos, para ello hemos de poner en práctica el trabajo realizado en el paso 1. Es decir, cuando sepamos que es aquello que nos movió una vez, hemos de volver a hacer lo mismo para comprobar que se trata de un resorte.

Muchas veces los resortes son muy parecidos, no siempre son el mismo, aunque hay algunos que son recurrentes, pero en principio el resorte salta cuando hay una comprensión nueva sobre un tema concreto, lo que nos hace cambiar nuestra perspectiva y por ello volvemos a tener ganas de seguir adelante.

Los resortes son pequeñas palancas que se activan en un instante, pero que generan un efecto muy grande. Lo que hemos de tener en cuenta es que no podemos pretender tirar de resortes cada vez que estemos bajos de energía, estos suelen ser aparecer en momentos puntuales y hemos de aprovecharlos. Aunque si somos capaces de examinarlos de forma exhaustiva, nos daremos cuenta que tienen similitudes, que hay detalles que se repiten, lo que nos hará tener una mejor comprensión sobre ellos y así saber donde indagar en nuestro interior para descubrir nuevos.

¿Cuantos resortes propios conoces? ¿Sabes como activarlos? ¿Cual es el primer resorte que pudiste reconocer?


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.