El método Feynman, la explicación como aprendizaje

Siempre me sorprendo de cuando descubro algo nuevo que me hace aprender, la cuestión es que puedes escuchar y saber algo al respecto sobre ciertos temas, pero cuando aparece algo que llama tu atención, profundizas en ello y te aporta valor, es entonces que me siento muy agradecido.

Esto es lo que me ha sucedido con el método Feynman, nunca había escuchado nada sobre este ser humano y me parece tan lógico y acertado lo que cuenta que me ha hecho recapacitar sobre mi forma de aprender y como puedo seguir progresando. Básicamente el dice que la mejor manera de aprender es explicando a tu manera toda la información que has adquirido. Ya había escuchado que si quieres saber si has aprendido algo, hay que ver si eres capaz de explicárselo a una persona de avanzada edad, dicen que a tu abuela, o a un niño, es entones cuando lo has logrado.

Y es que has de poder traducir a tus palabras todo aquel conocimiento que has adquirido, es así como interiorizas. El hecho de haber transformado esa información con tus propios términos, es un logro que implica un trabajo interno donde de manera progresiva has ido asimilando todos los datos y comprendiendo el tema que te has preocupado en aprender.

Dicen que en la escuela se aprende, pero en muchos caso lo que se hace es memorizar, la cuestión se tratar de comprender, de lograr entender el porqué de los ámbitos que queremos conocer, habrá temas más complicados que otros, pero al final, si nos esforzamos y usamos varias técnicas, como por ejemplo este método, será mucho más sencillo adquirir un aprendizaje.

Realizar una explicación requiere de esfuerzo y lo bueno es practicar primero en nuestro fuero interno, donde una vez aprendido algo, lo intentamos explicar con nuestras palabras, el hecho de hacer esta traducción propia ya es un gran paso, luego ya será momento de ver si funciona con nuestro entorno. La práctica hace maestros, así que cuanto más expliquemos, mejor nos formaremos en este método y de paso aprendemos, así que todo son ventajas, la cuestión es pasar a la acción, además de tener una actitud proactiva a aprender.

¿Conocías el método? ¿Eres consciente de la importancia de explicar bien las cosas? ¿Aprendes cuando explicas?


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.