El tiempo de Pareto

El tiempo de Pareto

15 abril, 2021 0 Por marcosedo

Si no conoces la ley de Pareto, te dejo su significado y si la conoces, pues refrescamos la memoria, ya que es muy interesante tenerla presente, se conoce también como la regla del 80/20. Esta ley es un principio que dice que el 20% del esfuerzo destinado a una tarea genera un 80% de los resultados. Y hablo de esta ley, porque en el anterior post comentaba la idea de emplear 20 minutos para enfocarnos en la realización de cualquier tarea. Y como el 20 es el número que se comparte, veo muy acertado el hecho de tener en mente esta cifra, ya que si logramos enfocarnos durante este tiempo, y parafraseando el principio de la ley de Pareto, con 20 minutos de esfuerzo destinado a una tarea generaremos un 80% de los resultados.

Al final se trata de ser eficiente, de emplear el tiempo de forma consciente, la ley de Pareto es muy interesante, ya que mucha gente se enfoca en dedicar más tiempo para alcanzar más resultados y a veces esto puede jugar en su contra. Si hacemos caso a este principio, sabremos enfocarnos en ese 20% de esfuerzo y lo haremos durante 20 minutos, de esta forma sacaremos provecho de nuestro tiempo y de las energías que utilizamos para ello.

La fusión de la ley de Pareto y de la estrategia de los 20 minutos dan como resultado la productividad. Pero hemos de ser muy conscientes en dos aspectos fundamentales. Primero reconocer donde hemos de poner nuestro esfuerzo y entonces planificar y centrarnos en lo que debemos hacer. En segundo lugar se trata de emplear tan sólo 20 minutos en esa tarea que hemos decidido realizar. Una vez transcurrido el tiempo, hemos de evaluar los resultados obtenidos y ver que al menos hemos llegado al 80% de los objetivos planteados, aunque muy probablemente hayamos alcanzado el 100%.

Hay que poner en práctica todo lo expuesto en esta entrada para que podamos validar su veracidad. Lo mejor de todo es que en el caso de que no nos funcione, tan sólo habremos empleado 20 minutos, y si es preciso podremos cambiar de rumbo de forma rápida.

¿Conocías este principio? ¿Lo has puesto en práctica?

Foto: José Luis Ruiz