La curiosa muerte de Esquilo

La curiosa muerte de Esquilo

Esquilo puede ser considerado el primer dramaturgo en Grecia, aunque a pesar de sus obras tan reconocidas, sería su propia muerte la que le daría la fama. Y es que a veces no podemos evitar nuestro destino y si intentamos hacerlo, la jugada nos puede salir totalmente al contrario que nuestros deseos.

El oráculo de Delfos determino que Esquilo moriría debido al derrumbe de una casa y el terminaría aplastado entre los escombros, de esa manera, pensó que la solución pasaba por vivir de forma tranquila alejado de la ciudad, evitando así estar dentro de casa. Sin embargo, una tortuga fue la que termino con su vida, esta era la presa de un quebrantahuesos, quien la lanzó desde lo alto para romper el caparazón, pero con la mala suerte de que cayo sobre la cabeza del escritor que falleció en el acto. Dicen que el ave confundió la calva de Esquilo con una piedra, la cuestión es que evitando la muerte destinada, tuvo un final mucho más trágico y curioso que sobrepasa a su obra.

¿Existe el destino?

Es complicado responder a esta cuestión y cada uno tendrá sus propias conclusiones, ya que en este caso no su cumplió el destino como decía, aunque la muerte acabo llegando. A veces los sucesos vienen como vienen e intentar evitar una acción, hace que se produzca otra, aunque lo más importante es que nunca se sabrá que hubiera pasado si hubiéramos optado por la otra opción.

Los estoicos defendían el hecho de que nuestro destino está escrito, por lo que hemos de aceptar aquello que sucede en nuestras vidas, sin importar el signo que tenga, si llega a nuestra vida es por algo y hemos de averiguar cual es el aprendizaje que nos muestra o que podemos aprovechar del momento. Si Esquilo hubiera aceptado su destino, a lo mejor hubiera durado más años, ya que le dijeron como moriría, pero no la fecha y el hecho de huir cambio los planes.

Te cuento está historia, porque he tenido una serie de sincronicidades con las tortugas y esta forma parte de uno de esos capítulos. Así que no sé si el destino quiere que profundice un poco más en el significado de la tortuga, pero el hecho de tener varias señales, considero que lo merece. En la próxima entrada te cuento más.

¿Conocías la historia de Esquilo? ¿Qué opinas del destino?

Un comentario en «La curiosa muerte de Esquilo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.