La desescalada sigue

La desescalada sigue

15 mayo, 2021 0 Por marcosedo

Tras el confinamiento se debía volver a la normalidad, de que todo vuelve a su cauce, así que las entradas de la semana de hace un año tienen como papel protagonista la desescalada. En la primera hablo en relación a la definición del término. Mientras que en el segundo post relacionaba la desescalada con un situación personal y como la llevamos a cabo, muchas veces sin ser conscientes. Pincha en cada uno de los títulos si quieres volver a leer la reflexión al completo.

La desescalada

Tras la tormenta llega la calma y tras el confinamiento llego la desescalada. La cuestión es que ambas fases son igual de importantes y hemos de valorarlas como se merecen, y un aspecto a tener en cuenta es el avance progresivo, es decir, no podemos pasar del punto A al punto F, sin pasar por el resto de letras. Se trata de volver al estado anterior, o por lo menos, dejar ese estado en el que no nos sentíamos tan a gusto, como fue el confinamiento, y volver poco a poco a una senda más acorde con la vida que queremos vivir. La definición es muy clara y nos aviso de cuales son los pasos para la desescalada y esta pasa por que no haya un cambio brusco, sino que poco a poco se vaya normalizando la situación y volviendo a la etapa que deseamos, aunque en este caso es importante quedarse con lo aprendido para no volver a caer en el mismo error.

Sigue tu desescalada

Todos tenemos situaciones en la vida en las que necesitamos una desescalada, incluso es posible que la estemos realizando pero no somos conscientes de ello, por todo esto, hay que poner atención en como vivimos la vida y en el caso de que queramos realizar un cambio, hacerlo de forma progresiva para que los efectos no sean perjudiciales. He defendido la terapia de choque en otros posts, pero al final, se trata de saber cual es la mejor herramienta para cada momento, unas veces nos tendremos que enfrentar de cara y afrontar las cosas al momento, mientras que en otras, tendremos que seguir los pasos de la desescalada, bajando peldaño a peldaño para que podamos ver con cada paso el impacto que eso genera en cada uno de nosotros.

La desescalada es un término que se puso de moda debido al coronavirus, y que tras el confinamiento era el proceso a seguir para intentar volver a la normalidad anterior, aunque todavía andamos con la desescalada. Al final hemos tenido que adaptarnos a la nueva situación y es complicado medir a ciencia cierta si el proceso de desescalada a terminado ya o continua.