La distorsión del tiempo cuando lo dejas de lado

Desde hace unos años la concepción del tiempo ha cambiado mucho para mi y es que cuando dejas de estar pendiente de él y te centras en el presente que estas viviendo, poco a poco el paso del tiempo sucede de otra forma a como lo tenía concebido. Esto es algo complicado de explicar, ya que se trata de sensaciones personales, la cuestión es que cuando hablo con gente de mi entorno sobre acontecimientos del pasado, en la mayoría de ocasiones no sé estimar la fecha concreta y lo que sucedió hace tiempo, me parece que fue ayer y al contrario.

Desde hace mucho tiempo que me despierto sin alarma y este es uno de los cambios más significativos que ha hecho cambiar mi concepción sobre el tiempo. Luego vino la pandemia, lo que hizo que los horarios desaparecieran durante una época. Y ahora, debido al nacimiento de mi tercer hijo, sigo viviendo sin horarios. Estos tres puntos han hecho que el tiempo se distorsione para mi. El día, la semana, el mes o el año pasan rápido a la vez que lentos, es una contradicción muy curiosa, cuando vuelvo a revivir algún momento que disfrute hace un año, me parece que no ha pasado tanto tiempo, pero si me pongo a reflexionar sobre todo lo que he hecho en ese año, me doy cuenta que parece que ha pasado más.

Pero si he de destacar algo respecto al tiempo, es que parece que en mi caso se haya dilatado, es decir, se me hace largo, sobre todo cuando hecho la vista atrás y pienso en todo lo vivido. En un primer momento piensas que todo pasa rápido, pero cuando empiezas a ver todo lo sucedido es cuando más me doy cuenta de como estiro el tiempo y como lo disfruto mucho más. Y creo que todo viene por el hecho de vivir mucho más el presente y no cegarme en el paso del tiempo, es decir, me despreocupo de la cantidad de minutos que puedan pasar mientras realizo una tarea y el hecho de no estar pendiente del reloj hace que, cuando lo vuelvas a mirar, no te importe si ha pasado más o menos tiempo. Aquí es donde reside el factor clave para no ser un esclavo del tiempo y que este se convierta en tu aliado, ya que te despreocupas de él y usas esa energía en la acción que estas realizando.

¿Como te llevas con el tiempo? ¿Lo tienes muy en cuenta? ¿Te preocupas por él?

Foto: E. Vargas


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.