La enfermedad del tiempo

El tiempo es algo que nos hemos grabado a fuego, es algo con lo que necesitamos vivir, pero que a la vez nos puede acabar matando. El tiempo puede convertirse en una enfermedad y es que hace que no disfrutemos de nuestro día a día como quisiéramos, dependiendo de la atención que le prestemos, el tiempo puede terminar siendo muy dañino.

El tiempo es algo que hemos instaurado en nuestra psique y que muchas veces nos juega malas pasadas. Está claro que el tiempo ha de existir en una sociedad donde interactuamos con otros, ya que sino sería complicado coincidir con los demás. La cuestión pasa por saber acudir al tiempo cuando sea necesario, al final se trata de una medida que si le prestamos mucha atención se vuelve en nuestra contra. Queremos optimizar nuestro tiempo, ser eficientes en el uso de él para llegar al máximo de objetivos propuestos, pensamos mucho en la forma en la que aprovechamos el tiempo y cuando no lo hacemos nos lamentamos por ello y pocas veces lo hacemos al revés, es decir, nos alegramos y nos damos una palmadita en la espalda por haber disfrutado de ese tiempo como se merece.

Está claro que el tiempo pasa, ya que deja su huella y tiene sus consecuencias en nosotros, ya que nos hacemos más viejos, aunque hemos de saber aceptar que esto es así. Pero cuando se trata de acciones a realizar, no importa tanto el tiempo que tardamos en finalizar dicha acción, lo primordial es el camino que transitamos hasta su consecución, nos centramos demasiado en el tiempo y aquí es donde aparece la enfermedad, ya que olvidamos el verdadero propósito que es disfrutar de lo que estamos haciendo, ser conscientes del momento presente, ya que por más o menos pendiente que estemos del tiempo este sigue pasando, nada lo detiene, lo único que cambia es la percepción que tenemos de él y en este aspecto si que podemos incidir dependiendo la actitud con la que nos enfrentamos ante el tiempo.

Así que de cada uno de nosotros depende que el tiempo se convierta en una enfermedad o no, y todo pasa por establecer una buena relación con él, donde los únicos responsables somos nosotros mismos, el tiempo va pasando y esto es lo único que hay que aceptar, el resto está en nuestras manos.

¿Consideras al tiempo una enfermedad? ¿Como influye el tiempo en tu vida?

Foto: Werner Funk


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.