La importancia de la pregunta para encontrar la respuesta

La importancia de la pregunta para encontrar la respuesta

Para las entradas de la semana de hace un año, hubo dos protagonistas que suelen ser pareja de baile a lo largo de nuestra vida, la pregunta y la respuesta fueron las que me hicieron reflexionar. En la primera hablo sobre la necesidad de la pregunta para tener una respuesta. Mientras que en la segunda explico la diferencia entre cuestionar y preguntar.

Cuando una pregunta es mucho más importante que la respuesta

En esta entrada me apoyo en una frase de una canción para empezar la reflexión, si quieres conocerla, pincha en el título y de paso leer el post al completo. Aunque lo que más destacaría es la importancia de preguntar, de cuestionar, ya que está claro que para obtener un respuesta, primero hemos de formular un pregunta, y podemos tener respuesta para todo, pero eso significará que ya nos lo hemos cuestionado todo. La pregunta es esencial, es el primer paso y si en algo hemos de trabajar, no es en encontrar respuestas, sino en plantearnos las preguntas correctas, cuantas más nos hagamos mejor, ya que una pregunta da una respuesta y esta puede devenir en otra pregunta mejor. Por ello la pregunta es mucho más importante que la respuesta, ya que sin esta, no existe la otra.

La cuestión es: ¿Preguntas lo suficiente? Cuestionar vs preguntar

Una entrada muy curiosa, ya que siempre había pensado que cuestionar y preguntar eran sinónimos, pero hay un pequeño matiz que marca una gran diferencia. Cuando preguntamos lo hacemos porque no tenemos información sobre un asunto en concreto, mientras que cuando cuestionamos, lo hacemos en base a un conocimiento que ya tenemos. Por poner un ejemplo, preguntamos a alguien por su nombre, ya que no lo sabemos, pero podemos cuestionar el porque estudio en cierto lugar. La cuestión siempre busca reafirmar una respuesta, o que nos expliquen algo que no tenemos claro del todo, mientras que cuando preguntamos, no tenemos ninguna referencia, por lo que la respuesta suele ser informativa, en cambio la otra es explicativa.

La cuestión, es cuestionarlo todo, valga la redundancia y sobre todo preguntar aquello que no sabemos. Esta es la forma de obtener conocimiento, cuanto más signos de interrogación aparezcan en nuestra mente, mejor, ya que eso significa que seguimos progresando y que necesitamos respuestas para conocernos a nosotros mismos y a nuestro entorno. Pero es vital que tengamos la actitud de la búsqueda de información, ya que cuanto más conocimiento, mejor podremos lidiar con las situaciones que nos encontremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.