Las respuestas que buscas es posible que ya se hayan presentado

Cuando las cosas suceden de la forma que queremos, vivimos una vida plena, estamos tranquilos, nos sentimos seguros y eso hace que no tengamos que preocuparnos de nada, simplemente disfrutamos de lo que vivimos y punto. La cuestión es que puede llegar un momento en el que nos asalten preguntas del porqué la situación ha cambiado y suele ocurrir cuando llegan acontecimientos que no esperamos, donde nos asaltan miles de preguntas nuevas que no sabemos responder, es entonces cuando empezamos su búsqueda.

Sería positivo tener en cuenta que no es necesario que algo nos ocurra para seguir aprendiendo sobre nosotros mismos y de esta forma anticiparnos a posibles escenarios, sin embargo, la mayoría de personas preferimos curar antes que prevenir, para que nos vamos a molestar en algo que ni siquiera sabemos si se va a producir.

El problema es que cuando aparecen las preguntas, necesitamos que estas sean contestadas lo más rápido posible, aunque hemos de tener en cuenta que esas respuestas que queremos encontrar, es posible que ya se hayan hecho presentes. A lo largo de cualquier día recibimos miles de estímulos, muchos de ellos contienen información que sirve como respuestas a muchas preguntas con las que nos podemos encontrar, pero el no ser conscientes de ello, hace que estas pasen desapercibidas.

La vida pasa y hemos de permanecer atentos para captar cualquier tipo de información que nos pueda resultar de valor y que podamos aprovechar en nuestro beneficio. Las preguntas y las respuestas no siempre van de la mano, y está claro que en la mayoría de casos precisamos tener antes la cuestión para así dar una contestación, no obstante, hemos de intentar anticiparnos, así que el hecho de estar atentos a las señales que aparecen a nuestro alrededor nos harán encontrar más rápido las respuestas cuando las buscamos.

El título puede llevar a confusión y resulta complicado comprender que las respuestas aparezcan antes que las preguntas, pero la cuestión es que hemos de cuestionarnos las cosas más a menudo, realizarse preguntas porqué sí y no esperar a que estas nos lleguen, es decir, se trata de dedicar un tiempo a formularnos preguntas que nos hagan recapacitar y profundizar en temas que pensemos que pueden aparecer alguna vez, esto nos ayudará a que en el caso de que hagan acto de presencia, ya tengamos ese trabajo realizado. Luego ya dependerá de cada uno y de su forma de ver la vida para enfocarse en ciertos tipos de preguntas, pero esto ya es muy subjetivo.

¿Qué es aquello que te cuestionas? ¿Encuentras respuestas rápidamente? ¿Esperas a las preguntas o te adelantas a ellas?

Foto: carly crawford


Publicado

en

por

Comentarios

Una respuesta a «Las respuestas que buscas es posible que ya se hayan presentado»

  1. […] completar el post anterior, quiero dejar claro una serie de puntos que nos ayudarán a poder encontrar respuesta a todo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.