No hay que ver para creer, hay que escuchar para crear

No hay que ver para creer, hay que escuchar para crear

Todos queremos generar nuestra propia realidad, pero nos alejamos de esta empresa cuando nos dejamos guiar por nuestros ojos y que sean estos los que nos hagan ver lo que hay fuera, para a partir de ahí vivir, es decir, a traves de nuestra mirada creemos lo que vemos y entonces pensamos que esa es nuestra realidad. Con la cita, de cosecha propia, que dejo a continuación, me alejo un poco del sentido de la vista, para poner el énfasis en la escucha y reconocer la importancia que tiene.

No hay que ver para creer, hay que escuchar para crear

La realidad se crea desde el fuero interno, por ello hemos de ser muy cautos a la hora de escucharnos a nosotros mismos, ya que muchas de las palabras que nos decimos se acaban convirtiendo en nuestra realidad, lo que pasa es que no somos conscientes de ello y así nos van las cosas. En la mayoría de casos obviamos lo que decimos, es decir, no nos escuchamos con atención y preferimos que nuestros ojos nos guíen, sin ser conscientes de que lo que vemos es consecuencia de lo que pensamos, decimos, hacemos y sentimos. Es por ello que hemos de ir al origen, a la causa de como sucede la realidad que luego vivimos y esta se encuentra gracias a la escucha, ya que nuestras palabras son más poderosas de lo que pensamos y sólo poniendo atención en ellas nos daremos cuenta de su potencial a la hora de crear la realidad.

Podríamos decir que la escucha nos hace crear y el siguiente paso serían los ojos, que nos hacen confirmar de forma tangible los resultados de nuestras acciones, es entonces cuando creemos en aquello que hemos creado, estos serían los pasos a seguir, primero escuchar para crear y luego ver para creer. Pero como ya cité en el anterior post, la vista nos condiciona mucho y la mayoría de veces somos esclavos de ella, así que tenemos que tener la fuerza necesaria para cerrar los ojos y confiar en otros sentidos, como la escucha, que nos ofrece otros aspectos a tener en cuenta y que muchas veces son más importantes para el devenir de los acontecimientos, incluso incidir en ellos.

¿Eres de los que escucha? ¿Qué te parece la cita?

Foto: Moi

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.