No olvides, no perdones. No felicidad

No olvides, no perdones. No felicidad

Uno de los fines más perseguidos por las personas es encontrar la felicidad y disfrutar de ella, espero que tras esta lectura te sea mucha más fácil llegar a ella, solamente siguiendo mis indicaciones.

Consigue felicidad

La única forma de obtener este sentimiento es aprovechando el tiempo en cosas que te gustan, que te hagan sentir bien, todo con el objetivo de alcanzar metas que te habías marcado, no importa cual sea, puede ser desde hacer sonreír a tu pareja, hasta crear una empresa, pasando por finalizar una media maratón o llegar a tiempo a una cita. La felicidad esta más cerca de nosotros de lo que pensamos y para alcanzarla hemos de trazar el camino más simple y no complicarnos durante su trayecto. Conseguir la felicidad depende de ti y en que uses tu tiempo hará que obtengas mayor o menor cantidad.

Tiempo mal empleado

Mucha gente no se da cuenta y malgasta su tiempo por culpa de su ego y vanidad. Hay situaciones en las que personas nos hacen sufrir, por una razón u otro, o sin ella; es cuando aparece esa vocecita que nos habla de venganza y esto supone un gran obstáculo a la hora de acercarte a la felicidad, ya que empleas tu tiempo pensando en como vas a llevarla a cabo, sin darte cuenta que una vez consigas tu objetivo a lo mejor no te sientas del todo bien. felicidad_smiley

La solución

«Si aprendes a perdonar y a olvidar, vas a encontrar la verdadera felicidad»

Esta frase es del todo cierta ya que cedes tu tiempo a la realización de actos que te benefician y dejas a un lado dolores de cabeza que al fin y al cabo no tienen un buen final. Saber disculpar y olvidar es bueno, ya que te alejas de pensamientos negativos y te fijas en aquello que de verdad importa y que te transporta a ser feliz. Es una cuestión de prioridades por lo que tu eres el único que pones el peso en una opción u otra. ¿sabes disculpar? ¿sabes olvidar? ¿te beneficia?

Un comentario en «No olvides, no perdones. No felicidad»

  1. Enorme reto encontrar la felicidad, y más aún definirla. Porque cada uno la consigue a su manera. Sobre todo me gusta, aunque no sea la única solución o ingrediente, el consejo de perdonar, porque olvidar es complicado, pero si consigues perdonar encuentras el grado de paz que te permita en seguir tu camino hacia tu felicidad.

    Bravo Marcos. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.