Una tortuga surfeando en el mar con calma 1/2

Las sincronicidades de la vida están para escucharlas y darles la atención que merecen, ya que en ellas va implícito un mensaje que has de saber descodificar, la cuestión es que este es un trabajo propio, nadie puede ayudarte, tan sólo has de observar lo que sucede en tu entorno y preguntarte el porqué, además de dejarte llevar para encontrar toda esa información que precises y reconocer el mensaje de forma clara.

Os pongo en contexto, con esto de la Inteligencia Artificial a veces me da por la creación de imágenes para ver los resultados que me ofrecen, la cuestión es que le pedí lo siguiente:

«Una tortuga con kimono sobre una tabla de surf en medio de una ola. La vista es frontal con aires de grandeza.»

Este fue el resultado, a parte de dos creaciones más del mismo estilo, la cuestión es que me han pedido una imagen que me represente, en la que haya parte de mi y de forma espontánea, mientras meditaba, me han venido a la mente estas, con todo el simbolismo que implican y la relación que tengo con ellas que ahora paso a explicar.

Lo primero a destacar es que la frase aparece de la nada, pero la combinación de todos los elementos dice mucho más de mí de lo que pensaba, y el hecho de reflexionar sobre ello hace que profundice más en todo el mensaje implícito que lleva. Lo que me hace reconocer un poco más lo que siento y me pasa por dentro y es que en momentos como este, en los que te sientes libre de hacer lo que haces sin ninguna presión, es cuando aparece información muy relevante que ha de ser tenida en cuenta. Por ello destaco el tema de las sincronicidades y de como hay que permanecer atento para poder pillarlas al vuelo y que no pasen desapercibidas, ya que si suceden es por algo.

De momento voy a dejar las palabras clave que forman esta oración, para que cada uno saque sus propias conclusiones y que puedan ver que es lo que les resuena, con que lo asocian, que es lo que le viene a la mente cuando pasan por su mente. Después de hacer esta pequeña reflexión es momento de unir todos estos datos y ver si hay un mensaje más profundo, ya que no hemos de quedarnos con la primera impresión, sino que a partir de ella hay que escarbar un poco más, ya que ahí es donde se encuentra el verdadero mensaje que se nos quiere hacer llegar.

Estas son las palabras: tortuga, kimono, tabla de surf, ola, vista frontal, aires de grandeza. A partir de aquí que cada uno reconozca lo que les viene a decir y si es necesario que se respondan las preguntas que les puedan surgir a partir de cada una de ellas.

¿Te paras a reflexionar sobre el simbolismo de lo que sucede en tu día a día? ¿Prestas atención a las sincronicidades que se presentan a tu alrededor? ¿Cual fue la última sincronía que llamo tu atención?


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.