Cuando bastante no es suficiente

Cuando bastante no es suficiente

25 agosto, 2020 0 Por marcosedo

Estas dos palabras suelen utilizarse como sinónimos, pero hay diferencias que hemos de tener claras para usar cada término de la forma más correcta posible. Primero pondré la definición de ambas y a partir de ahí podremos hablar con propiedad sobre ellas.

Bastante: Que basta o es suficiente. Indica una cantidad, número, intensidad o grado que resulta suficiente, que basta o se considera adecuado.

Suficiente: Que existe o se da en la cantidad adecuada, sin sobrar, para lo que se necesita.

Así que a simple vista, la palabra bastante a veces puede sustituir a suficiente, pero suficiente no puede hacer lo mismo con bastante. En wikilengua he encontrado dos citas que voy a reproducir íntegramente porque definen muy bien la diferencia entre ambas y ayuda a comprender mucho mejor cada concepto.

Bastante supone que hay con abundancia y sin mezquindad alguna, lo que se quiere o necesita; y suficiente se contrae y ciñe a indicar lo que precisamente alcanza ó puede alcanzar a cubrir lo necesario para el caso.

Se dice basta cuando ya no se quiere más; y tengo lo suficiente cuando se ha reunido lo que se necesita para el objeto.

El título de la entrada es cierto cuando entendemos que bastante se refiere a una cantidad superior, donde se ha dado algo de más, pero se ha cubierto lo que se necesitaba. Por otro lado, suficiente nunca será bastante, ya que con lo suficiente cumplimos con lo debido, ni más ni menos. Depende del punto de vista que tomemos y de la palabra que escojamos seremos más conscientes de que es aquello que opinamos sobre cierto ámbito. Parece ser que con lo suficiente tendemos a la baja, nos conformamos con el mínimo exigido, mientras que si consideramos algo bastante, es como si se hubiera excedido un poco, aunque no demasiado. Existe una delgada línea entre el uso de ambos términos, pero poner atención en cual es aquel por el que nos decantamos, nos puede dar una información valiosa que no se aprecia a simple vista, pero que surge de forma inconsciente.

La diferencia entre estas palabras y sobre cual utilizamos en cada momento, ya sea para responder o para preguntar, dice mucho de la intención y el propósito que tenemos. Así que la próxima vez pongamos la atención que merecen y si queremos entrenar, escuchemos muy bien como hablan los demás y que cual es el término que usan, nos daremos cuanta de más de lo que pensamos.

¿Tienes suficiente o bastante? ¿Es bastante conformarse con lo suficiente?

Foto: eliseyfaceee