Cura de humildad por humillación

Cura de humildad por humillación

La palabra humildad fue la protagonista en las entradas de la semana de hace una año. En la primera doy a conocer su definición, etimología y hablo un poco del cambio de significado que se ha producido. Mientras que en la segunda reflexiono por el término humillación, que viene de la misma familia y que vale la pena conocer para poder diferenciar y no equivocarnos en su uso.

Una cura de humildad

La palabra humildad es un claro ejemplo de como con el paso del tiempo el significado de un concepto puede cambiar debido al uso que hacemos de él y la adaptación a la sociedad. Humilde viene de la palabra humus (tierra), a partir de aquí pueden surgir todo tipo de interpretaciones, ya que cada uno puede pensar lo que le evoca la palabra tierra. Este término tiene varias acepciones, una es «la no ostentación de las virtudes» y esta es la que destaco en la entrada y si hemos de aspirar a la humildad es en este caso, ya que el otro se basa en la diferenciación de la clase social, ya que la clase humilde es la más baja. La cuestión es que no hemos de etiquetar esta palabra como negativa o positiva, simplemente hemos de verla desde un punto de vista neutro, donde siendo fiel a su origen nos habla de la tierra y a partir de aquí cada uno sacará sus conclusiones. Pincha en el título si quieres conocer la reflexión al completo.

Humilde humillación

Otra palabra que deriva de la raíz humus es humillación, y esta si que tiene connotaciones negativas, ya que al final se trata de que alguien ponga los pies en el suelo. La cuestión es que en todo acto de humillación existen dos protagonistas, el que humilla, en el hay que saber diferenciar si había intención en el acto o no, ya que esto define mucho a esta persona. Y por otro lado tenemos al humillado, que al final es un sentimiento que siente esa persona y si esto se produce es por algo, y el trabajo esta en su interior no en buscar culpables sobre si el otro tenía esa intención o no. Si vuelves a leer el post, me extiendo un poco más en esta explicación.

La humildad y la humillación vienen de la misma raíz etimológica, pero todos tenemos en mente un significado distinto, o por lo menos no tienen las mismas connotaciones, por ello es importante conocer el origen de las palabras, ya que de esta manera es mucho más sencillo entender su significado y así poder hacer un uso correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.