Dos palabras inventadas: Despruesión y Antesiedad

Para las entradas de la semana de hace un año invente dos palabras relacionadas con dos problemas que sufrimos la sociedad actual. En la primera hablo sobre la depresión, mientras que en la segunda lo hago para la ansiedad. Pincha en cada uno de los títulos para leer el post al completo.

Despruesion. Pensar después la depresión

Para la creación de esta nueva palabra me base en los conceptos de depresión y después, ya que ambos tienen más relación de la que imaginamos. La depresión es una enfermedad mental que sufre la gente que piensa después de que algo significativo para él haya sucedido. En la vida de todo ser humano hay acontecimientos que marcan y que nos suelen acompañar durante nuestra vida, pero el tema es saber como afrontarlo ya que por una lado podemos aceptar lo que sucedió e intentar comprenderlo, mientras que por otro está la idea de acudir a ese acto con frecuencia para seguir lamentándonos y sólo lo recordamos sin hacer nada al respecto. El problema es que vivimos en el presente pero acudimos al pasado para volver a revivir situaciones anteriores, aquí es donde deberíamos valorar si no hemos logrado aceptar ese pasado o por otro lado no nos gusta el presente y por eso volvemos la vista atrás.

Antesiedad. Pensar antes la ansiedad

En la segunda entrada de la semana me centré en otro problema mental como es la ansiedad y los conceptos que formaban esta nueva palabra eran antes y ansiedad. En este caso también hay una relación como en el término anterior y es que la ansiedad aparece cuando pensamos antes de que algo suceda, es decir, nos anticipamos al futuro sin ser conscientes de que no podemos controlar al 100% lo que va a suceder. Este es otro problema que sufre la sociedad actual y es que en vez de centrarse en el presente, se preocupa de lo que puede venir y normalmente lo hace desde una perspectiva negativa, lo que nos hace caer en la ansiedad. Otra vez la mente es la encargada de jugarnos malas pasadas y es que en vez de ayudarnos nos empuja a pensar en un futuro incierto que nosotros mismos tejemos con los pensamientos que queremos. Aquí surge la misma pregunta que antes, donde no sabemos si el problema viene por no aceptar el presente y acudimos al futuro o es que no sabemos esperar a ese futuro incierto, aceptando lo que pueda venir.

Dos conceptos que pueden ayudarnos a comprender cual es la posible causa o ayudarnos a encontrar una solución ante una ansiedad o una depresión. Aunque siempre digo que todo se basa en ser consciente de lo que pasa por nuestra mente y muchas veces somos nosotros mismos nuestros propios enemigos, ya que no sabemos apartar de nuestro cerebro esos pensamientos que nos acaban dañando. Estas enfermedades deben de ser tratadas, pero lo mejor es prevenir para no caer en ellas y con estos conceptos inventados es posible que tengas una ligera idea de cuando aparecen los primeros síntomas y así poder lidiar con ellos y subsanar el problema.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.