El origen es el porqué

El origen es el porqué

25 mayo, 2021 0 Por marcosedo

Cuantas veces no hemos planteado el porqué de las cosas, esta es una constante en nuestra vida, lo que pasa es que de cada uno depende llegar más o menos lejos. El porqué nos lleva inexorablemente al origen. Dicen que para profundizar en cualquier ámbito está es la única pregunta que has de realizarte y si llegas a 6 niveles, es decir, te cuestionas 6 veces la pregunta ¿por qué? a partir de la respuesta anterior, entonces es cuando más te acercas al origen.

El trabajo del porqué

Pero no todos estamos capacitados para llevar a cabo esta empresa, ya que requiere de esfuerzo, tiempo, energía y predisposición para hacer conocido lo desconocido. El hecho de cuestionarte el porqué de las cosas, hace que vayas sobrepasando límites y es muy posible que aparezcan respuestas que no esperabas o que son complicadas de digerir, aunque al final estas son las que te dan la verdadera esencia del porqué. Está pregunta es una de las tareas que más nos pueden hacer progresar en cualquier ámbito donde la pongamos en práctica, lo que pasa es que puede llegar a ser, en algún momento, una cuestión molesta y por ello mucha gente abandona esta empresa cuando llega a este punto, ya que al sentirse incomoda, prefiere no profundizar más. Sin embargo, es justo en este punto cuando hemos de ser valientes y volver a realizarnos la pregunta de ¿por qué?, hay que enfrentarse a ella y observar de forma consciente las respuestas que nos ofrece la mente. Para ello es bueno no juzgar lo que pensamos, simplemente dejarnos llevar, dejar que afloren esas respuestas que tenemos en nuestro cerebro y que si presionamos no las dejamos salir, luego ya será momento de evaluarlas y comprenderlas.

Lo que de verdad importa es saber el porqué hacemos lo que hacemos y hay veces en las que hemos de preguntárnoslo a nosotros mismos para volvernos conscientes de que es así, reconocer cual es el origen que nos lleva a comportarnos, decir o actuar de cierta manera. Y como pasa siempre, cuanta más experiencia tengamos en la tarea de preguntarnos el porqué de las cosas, más especialistas nos volveremos en esta materia. Así que cada uno ha de empezar con la pregunta ¿por qué? y realizarla tantas veces, dependiendo de lo lejos que quiera llegar. Eso sí, la cosa se va complicando, así que hemos de estar preparados y con una actitud abierta para esforzarnos y no ceder a la mínima, ya que si no aparece la respuesta hemos de encontrarla y no quedarnos sólo en la búsqueda.

Foto: Christian Salgado