Encuentra, vive, muere, todo en paz

Encuentra, vive, muere, todo en paz

La paz y la muerte fueron los temas principales de las entradas de la semana de hace un año. En la primera me baso en una cita propia para hablar sobre la unión de ambos conceptos. Mientras que en la segunda hablo sobre el hecho de encontrar la paz durante la vida, para que sea nuestra acompañante hasta el fin de nuestros días. Pincha en el título de cada post, si quieres volver a leerlo al completo.

Vive en paz para morir en paz

La muerte es un tema tabú que la gente decide alejarse de él a lo largo de su existencia y sólo cuando le toca de frente es cuando le dedica un tiempo. Por ello abogo por que es mejor vivir en paz y para ello hemos de dedicar un tiempo a pensar en la muerte, ya que esta es muchas veces la causante de nuestra intranquilidad. La muerte es algo que hemos de aceptar ya que forma parte de la vida, además es algo que no sabemos el momento justo en el que llegará, por lo que lo más sencillo es poder convivir con ella y así, una vez aclarado este tema, poder disfrutar de la vida de forma relajada y en paz. Cuando menos nos atormentemos sobre este tema, más calma tendremos en nuestro día a día.

Encuentra la paz para morir con ella

Hemos de saber aprovechar bien el tiempo que tenemos de vida, la muerte es un tema recurrente, y no está de más recapacitar sobre él en más de una ocasión. Sin embargo, hemos de intentar encontrar la paz dentro de nosotros mismos y a partir de ahí poder reflexionar de todos los temas que queramos desde una perspectiva más sosegada, incluyendo el tema de la muerte. La paz nos hace entrar en un estado de equilibrio donde somos más conscientes de todo lo que pensamos y por ello la muerte la podemos ver con otros ojos que nos hacen comprenderla de forma diferente y sobre todo aceptándola para el día que llegué le momento.

La paz y la muerte deben de ir de la mano, por ello durante la vida hemos de buscar ese estado de paz que nos haga disfrutar de nuestra existencia y de paso nos ayude a conciliar la transición a la muerte. La paz ayuda mucho a saber lidiar con cada situación a la que nos enfrentamos, incluso una de las más temidas, como es la muerte. Por ello hemos de saber aprovechar el tiempo en encontrar la paz y que esta nos acompañe día a día hasta el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.