Escribir sobre el vacío para completar tu escritura

El mundo de la escritura fue el protagonista de las entradas de la semana de hace un año. En la primera reflexiono sobre el hecho de vaciarte gracias a la escritura. Mientras que en la segunda me preguntaba sobre que escribir cuando no tienes una idea predeterminada. Dos entradas muy relacionadas con el mundo del blog en las que te puedes ver representado.

La escritura del vacío

Uno de los hábitos que más me hacen reflexionar y a pesar de que requieren de esfuerzo, muchos frutos se pueden sacar de él, la cuestión es que has de ser constante y no guardarte nada. Si pinchas en el título puedes leer la reflexión al completo, donde intento llamar la atención, ya que el hecho de escribir sobre el vacío parece algo complicado y filosófico, pero la cuestión es que se trata de la sensación que te deja el hecho de sumergirte en la escritura. Estuve durante una larga época escribiendo por la mañana y luego por la noche, primero para vaciarme y empezar el día estando preparado para todo lo que pueda llegar por mucho que sea, es decir, tener margen de maniobra o no desbordarme a la mínima. Y por la noche se trataba de irse a la cama con la mente tranquila y así poder descansar mucho mejor. Es por ello que vinculo la escritura y el vacío, ya que es la consecuencia inmediata.

Sobre que puedo escribir

Cuando nos enfrentamos ante el papel en blanco, esta es una de las primeras dudas que suele aparecer y es que cuando no se tiene un propósito, entonces nuestra mente intenta buscar un tema sobre el que poder expresarse. En ña entrada que hice, hablo sobre la importancia de dejarse llevar y enfrentarse en blanco ante el papel en blanco, donde sólo nos preocupemos por escribir, no pensemos en más. Aquí se trata de que la acción de escribir tenga toda la importancia del mundo, observando como actúa nuestra mente cuando no tiene una directrices, a partir de aquí se trata de coger tracción en la escritura y si lo podemos hacer sin un objetivo claro, imagínate lo que sucede cuando tienes claro sobre aquello que quieres expresar. Esta es una duda recurrente per hemos de saber obviarla, ya que no solemos perder en busca de la respuesta y desaprovechando ese tiempo en concentrarnos en ver que sale sin más.

La escritura es una acción que nos invita a conocernos un poco más, no hemos de tener miedo a ella, tan sólo hemos de dedicarle un tiempo de nuestro día para observar todos los beneficios que nos puede aportar. En estas dos entradas doy varias pistas sobre como enfrentarnos a esta herramienta que sirve como sanación y autoconocimiento, pero requiere de esfuerzo y aquí es donde la mayoría cesa en su desempeño, sin darse cuenta que los frutos aparecen, pero hemos de ser pacientes.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.