IN TIME. Other time

In Time, otra vez que veo esta película y aunque no se trata del mejor largometraje que puedas ver, el tema que trata y como lo ven cada uno de los protagonistas, hace que te haga reflexionar sobre la visión del tiempo que tenemos cada uno de nosotros.

Ya hace tiempo, concretamente en octubre de 2014 hice un post sobre esta película, la cuestión es que después de 8 años, quiero ver si la concibo desde otra perspectiva y si el mensaje es muy diferente al que me llegó por primera vez.

Por si no las has visto, tan sólo decir que se basa en una sociedad donde el tiempo es la moneda de cambio, no existe el dinero, eres rico por los años que tienes en tu poder, por lo que hay gente que vive literalmente al día y otra que es inmortal. La cuestión es que todos dejan de envejecer a los 25 y a partir de ahí te dan un año de vida, que se visualiza así: 0000·51·06·23·59·59 (años·semanas·dias·horas·minutos·segundos). Es entonces cuando empiezas a gastar o ganar tiempo con el trabajo que desempeñas.

El film es más enrevesado de lo que parece, ya que luego hay zonas horarias, por lo que pasar de una a otra cuesta más o menos tiempo y todo sirve para que haya un equilibrio dentro el propio sistema, ya que para que unos sean inmortales otros tienen que morir. Hay zonas horarias ricas en tiempo, mientras que a otras se les explota para que otros ganen ese tiempo. Pero este sería otro tema.

Lo que más me llama la atención es el lenguaje que usa cada uno de los protagonistas para referirse al tiempo, es decir, las palabras con las que expresan, lo que dice mucho de la forma que tienen de entender el tiempo, unos lo ven más como dinero, como un bien, mientras que otros lo ven como una necesidad para no morir. El verbo o los adjetivos que usan junto al tiempo definen mucho la personalidad del individuo, robar, disfrutar, vivir, morir, aprovechar, dar… Todos ellos vinculados al tiempo, nos hacen replantearnos como convivimos con el tiempo del que disponemos cada día y sin querer nos genera dudas sobre si realmente somos conscientes del uso que hacemos de él.

Otro aspecto a destacar es como la solución se encuentra en el equilibrio, ya que disponer de mucho tiempo, te hace ser perseguido por aquellos que lo necesitan, lo que supone un problema, mientras que el no tenerlo hace que tengas que preocuparte por encontrarlo para seguir con vida, en ambos casos lo tienes siempre en mente y por lo que el tiempo es una preocupación constante en tu día a día. El equilibrio hace que dispongas de suficiente tiempo para disfrutarlo, pero que a la vez haya momentos en los que tengas que obtenerlo, pero vives más tranquilo porqué sabes que dispones de él en todo momento, ya que sabes como conseguirlo y también como gastarlo, pero llegar a este escenario idílico es complicado y tiene un trabajo interior de reflexión en el que has de saber comprender el tiempo de manera correcta.

Para terminar, replico lo que dije en el anterior post, que disfrutamos del tiempo cuando desaparece de nuestra mente, cuando no somos conscientes de que esta pasando y estamos enfocados y metidos en la acción que realizamos, es ahí donde el tiempo adquiere valor.

¿Has visto la película? ¿Consideras que el tiempo es dinero? ¿Qué opinas del tiempo?

Pd: Escribo este post sin haber leído el otro que hice, de esta forma puedo ver las diferencias de lo que escribí hace 8 años y si mi concepción sobre esta película ha cambiado.

 


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.